jueves, 2 de noviembre de 2017

PERDIÓ LA MEMORIA

COMUNICACIONES 0 - FÉNIX 3


Comunicaciones jugó, probablemente, el peor partido de la era Orfila. Superado los 90 minutos, cayó en condición de local por 3 a 0 ante Fénix, que se apoyó en el desconcierto de su rival y la peligrosidad de sus tres hombres de arriba: Luciano Romero, enganche desequilibrante, surgido en River, Diego Ledesma, autor de dos goles, y Christian Milla. El Cartero, por su parte, perdió la memoria: en ningún momento encontró su juego asociado por el medio y la explosión por las bandas.

Desde el arranque el cuervo fue superior al local. Suele suceder, que el conjunto de Orfila va creciendo de menor a mayor en los partidos, en la medida en que empiezan a generarse las asociaciones de juego colectivo y se van abriendo los espacios. Pero esta vez no sucedió en ningún momento. Fénix desde el inicio trató mejor la pelota y se encontró con un gol, quizás fortuito, que le dio la apertura en el marcador.

Comunicaciones podría haber puesto la pelota en el piso y vuelto a jugar. Pero le falto paciencia, le sobró ansiedad y se vio una imagen totalmente desfigurada de la que nos tiene acostumbrado. Pese a que en las intenciones, no huvo modificaciones. El Cartero trató siempre de jugar por abajo y de iniciar las jugadas desde sus centrales y laterales. Sólo que esta vez no encontró los circuitos de juego y la visita tuvo en una tarde iluminada a los tres de arriba. Párrafo aparte para Corcho Romero, surgido de las inferiores de River, con paso por la B Nacional y B Metropolitana, que viene de jugar en la segunda división de Japón. Desequilibrio y mucho criterio para conducir a su equipo. Fénix juega bien, sus delanteros son peligrosos y en la mitad de cancha tiene buen pie. Es un equipo al que hay que tener en cuenta porque puede lograr grandes resultados.

Para colmo, sobre el cierre del primer tiempo, en una contra y tras una gran definición de Diego Ledesma, Fénix pudo ampliar el marcador. Comu tuvo que salir a jugar la segunda parte con el peso de las circunstancias, y se armó muy ofensivamente para tratar de romper el arco rival. Martín Rose y Tomás Asprea quedaron por las bandas, para que sólo Rodrigo Melo contenga en el medio. Además, ingresaron Hernán Salazar y  Patricio Pérez para consolidar un 4-3-1-2 de características muy ofensivas. Pero no alcanzó. No funcionó. Como todo lo que intentó Comunicaciones en la tarde del sábado, terminó en una frustración.  Y así, con cada vez más espacios, terminó siendo Fénix quien, pese a que había cedido la pelota, comenzó a tener las oportunidades más claras. Y así llegó el tercer tanto para cerrar un partido para el olvido.

Evidentemente no fue un buen partido. Quedó a la vista de todos. Pero uno no puede tener más que confianza absoluta en este plantel y en este cuerpo técnico. Por el pasado reciente y también por el presente: Comunicaciones venía de jugar un excelente partido ante San Miguel, donde no ganó por la impericia a la hora de definir y la mala suerte. Sin embargo, lo cierto es que Comunicaciones sólo sacó 1 de los últimos 9 puntos y dejó pasar la oportunidad de consolidarse en la tabla. Pese a eso, se mantiene en el sexto lugar y ahora deberá enfrentar a rivales directos en la lucha por clasificar al reducido, objetivo que tienen los de Orfila por delante esta temporada.

Ante todo, confiamos en este grupo de hombres para recuperar la memoria.

LA TRIBUNA
Desde que inició el campeonato, Comunicaciones es el único equipo de Capital al que no se le permite ingresar banderas. Además de esa insólita restricción, hubo un operativo policial muy estricto que no dejó ingresar a algunos hinchas del Cartero. Pese a eso, unas 600 personas concurrieron al Alfredo Ramos a alentar. Pese a a la derrota se despidió, como siempre, con aliento a los jugadores y con mucho reconocimiento por las cosas que lograron en el Club. Insólitamente, algunos hinchas desde el costado de la popular criticaron al DT, pero fueron una minoría.

Resultado moral: Comunicaciones 0 - Fénix 3
Público: 600 personas aprox.
Juez: Alejandro Ramírez
Goles: 20´y 43´ Diego Ledesma, 73´ Diego Molina

martes, 3 de octubre de 2017

UNOxUNO

Germán Yacaruso -7-
Muy sobrio partido de Germán. Si bien tuvo que intervenir en dos ocasiones para salvar el arco, lo hizo bien cuando le llegaron y respondió con mucha seguridad en muchos centros, con la complicación del clima. Cada vez más afianzado en el arco cartero.

Sebastian Silguero -6-
Buen partido de Sebastián, si bien en el primer tiempo le tocó jugar en el terreno que peor condiciones tenía, supo sumarse bien a la transición ofensiva del equipo, aunque pasando menos al ataque que Seba Corda. Pese a eso, en la que se animó, asistió bárbaro a Asprea, que no pudo convertir.

Agustín Cattáneo -6-
Buen partido del central, en el segundo tiempo se animó hasta a rechazar con el codo. Sí, con el codo. Y Carreras, siga, siga...

Lucas Banegas -5-
Alternó buenas con malas y fue de menor a mayor, sobre todo en un primer tiempo donde en dos malos manejos de los tiempos quedó pagando. Levantó mucho en la segunda etapa y se convirtió en un pilar para sacar el equipo del fondo en el mejor momento de Talleres.

Sebastián Corda -6-
Otro que cada vez se afianza más en el equipo, sobre todo, porque se anima cada vez más a pasar al ataque y asociarse con los del medio. Buen partido del oriundo de San Martín.

Lucas Vera Piris -7-
Autor del gol, asiduo partenere en los ataques del cartero, también asistió a Asprea en el segundo tiempo, quien no pudo convertir. De a poco, y de a pincelazos, el ex Crucero del Norte empieza a sumarse al equipo, con características distintas a las que tenía Varela por ese costado, pero con más llegada al área.

Rodrigo Melo -6-
Muy buen partido de Rodrigo, como siempre, no sólo con quites quirúrgicos en la mitad de cancha, sino también con su primer pase para comenzar los ataques. En más de una ocasión demostró su categoría, pese a que el campo de juego no colaboraba.

Jonatan Soria -5-
Quizás no era el mejor clima para desplegar su juego, por lo que se lo vio más inmiscuído en las labores sucias de la mitad de cancha que en la generación de juego.

Tomás Asprea -8-
La figura por desequilibrio individual, aunque quizás, le faltó el gol. Lo tuvo en tres ocasiones, primero le dijo que no Elías, luego se fue por poco y en la última se lo negó el travesaño. También asistió a Vaiani para que se vaya sólo. Cuando jugó libre demostró aún más su capacidad de desequilibrio.

Diego Cassopero -5-
Jugó sólo 45 minutos, recibió la falta de la expulsión y demostró mucha técnica y fineza para jugar. Tiene sólo 19 años, y en la medida en que empiece a sentirse más cómodo y se anime a jugar más mirando el arco rival, puede ser un jugador más que decisivo.

Julian Rodríguez -6-
Esta vez, no convirtió, pero hizo bien el trabajo que tiene que hacer un 9 mientras espera tener una oportunidad. Pivoteó, aguantó y estuvo muy activo. Esta vez, no se le dio.

Nicolás Giovagnoli -6-
Jugó 45 minutos y quizás fue el partido donde más cosas interesantes demostró. Se metió en el barro para jugar al fútbol en la zona donde no circulaba el balón y lo hizo bien. Incluso tuvo la oportunidad de convertir, tras definir bien y cruzado, pero falló por poco. Otro jugador de las inferiores que empieza a tener confianza y mostrar cosas muy interesantes.

Alexis Vaiani -6-
Ingresó en el segundo tiempo y logró convertir su primer gol en primera con olfato goleador. Antes, había pecado de solidario y mano a mano, en lugar de definir, tocó para Gigliotti, quien no pudo convertir.

Sebastián Gigliotti -6-
Ingresó bien, fue punzante por derecha, inició la jugada del gol y participó en casi todos los ataques. Rápido y desequilibrante, tiene que mejorar la terminación de las jugadas.

VOLVER A GANAR



Comunicaciones no ganaba desde su primer partido, por la tercer fecha, ante Estudiantes de Caseros. En Agronomía, todavía no lo había hecho, aunque claro, sólo había jugado un partido. Es cierto, el Cartero había merecido mejor suerte en otros encuentros. Pero se le venía negando el triunfo. Luego de una derrota y dos empates, logró sumar de a tres en, quizás, su peor partido, en un encuentro desdibujado por las inclemencias del tiempo, y una lluvia que dificultó que los de Orfila desplegaran su fútbol.

Si bien el Alfredo Ramos soportó con mucha solvencia una lluvia incesante desde la madrugada hasta poco antes de comenzar el partido, con sólo un sector donde la pelota no corría bien, está claro que la cancha pesada hizo merma en el físico de los futbolistas e hizo más lento el partido, complicando la circulación del balón y el desequilibrio, sobre todo en los jugadores que mayor desnivel individual generan, como Tomi Asprea. Resbalones por acá, pelotas que picaban y se iban por allá, el escenario, aunque conservado para disputar un partido de fútbol casi con normalidad, no se prestó para el fútbol de toque y posesión que despliega este equipo.

Sin embargo, las mismas condiciones que atentaron contra el buen fútbol de Comunicaciones, son las mismas que generaron un partido desprolijo, pero con llegadas. Quizás, las más claras las tuvo el local, aunque ambos conjuntos llegaron en cantidades similares. En el primer tiempo, en un partido parejo, quizás Talleres era el que más insinuaba, aunque salvo un remate de media distancia a las manos de Yacaruso, el resto de los ataques terminaban siempre en las manos de nuestro arquero luego de centros o pases infructuosos. La primera clara del partido, vino por la derecha del ataque local, con una proyección de Silguero, que enganchó hacia el medio y tiró un busca pie que encontró a Tomás Asprea, quien se esforzó para empujarla con la pierna izquierda, pero no pudo con la atenta presencia de Elías Gómez. Luego, vendría el primer gol del encuentro, en los pies de Vera Piris, quien conectó un rechazo luego de un córner.

Párrafo aparte para Vera Piris, que mientras se va amoldando a un equipo ya en funcionamiento, sigue siendo determinante: gol ante Estudiantes para abrir el marcador, recuperación y centro en el gol de Rodríguez frente a Almirante y gol el domingo. Por el momento, el mejor refuerzo de Comunicaciones.

En el mejor momento de Comunicaciones, se iría expulsado en la visita por una fuerte patada a Cassopero por parte de Cassopero. Fue, quizás, el único acierto de la tarde de José Carreras. Si bien el público cartero se fue muy enojado con la terna arbitral, por varios fallos en los que se equivocó en su contra, lo cierto es que el árbitro fue muy flojo en líneas generales, incluso, no vio un despeje con el codo clarísimo de Cattáneo cerca de nuestra área.

Pese a tener un jugador de más, la diferencia nunca se notó. Quizás, Comu prefirió dosificar fuerzas, sobre todo teniendo en cuenta la sobrecarga de partidos que tiene el cartero por haber empezado más tarde el certamen. O también, por qué no, porque su rival demostró mucha hidalguía para tratar de sacar adelante un partido que siempre le resultó incómodo.

En el segundo tiempo, Alejandro Orfila metió mano en el equipo de arranque y probó con un esquema que al menos desde Fiel a Comu, hace tiempo venimos esperando, con dos jugadores por afuera, Asprea más libre para la creación y un punta definido. Con la salida de Cassopero y el ingreso de Giovagnoli, Tomi quedó por el medio, teniendo mucho más contacto con el balón y generando mucho peligro. Así, el cartero contó con las mejores situaciones del segundo tiempo. El petiso ex Arsenal lo tuvo tras pase de Vera Piris y, si bien definió con categoría picándosela al arquero, el remate se fue alto. Luego, fue el turno de Giovangoli, que también definió bien, cruzado, pero la pelota se fue apenas ancha. Talleres ahí reaccionó y tuvo su primer llegada clara del partido con una doble atajada de Yacaruso. Ese fue el momento donde más cerca estuvo del empate la visita. Siguió insinuando y llegó a tenerlo en los pies de Vidal quien al borde del área chica no pudo definir con comodidad y la mandó por arriba.

Esa jugada, en la que pudo estar el empate albirrojo aún con un jugador menos, hizo que el Cartero despertara y continuara el show de Tomás Asprea. Primero, asistiendo magníficamente a Vaiani, quién encaró sólo frente al arquero pero prefirió asistir a Gigliotti, quien se la picó a Gómez, pero salvó un central en la línea. Luego, Gigliotti por derecha la pincharía para Asprea, quien nuevamente busca definir picándola, pero el travesaño le dijo que no. Alexis Vaiani, tras capturar el rebote, selló el resultado definitivo. Podría haber apliado Giovagnoli, pero esta vez fue el arquero visitante quien dijo que no.

¿Comu jugó bien? Y, quizás no fue su mejor partido. ¿Mereció ganar? Con creces. Y lo hizo. Pudo sumar de a tres y empezar a acomodarse en la tabla tras arrancar tarde. No podemos pensar que Comunicaciones todos los años va a pelear el ascenso. La Primera B es una categoría muy complicada, pero jugando así, a veces saldrá mejor, otras veces peor, pero pensando en el arco rival constantemente, serán más los partidos que ganemos que los que perdamos.

LA TRIBUNA

Menor cantidad de público que contra Tristán Suárez, evidentemente, la lluvia hizo mermar la convocatoria. Entre popular y platea, 700 carteros se dieron cita, con sólo dos banderas por la restricción policial que impide a Comunicaciones, como no lo hace con ningún club de Capital, ingresar banderas. Sólo dos bombos y trompetas acompañaron el aliento al equipo. Mucho enojo de la gente con Carreras, que tuvo un muy flojo encuentro. La despedida fue, como en el primer partido, aún en la derrota, con agradecimiento a los jugadores, "señores dejo todo, me voy a ver a Comu, porque los jugadores me van a demostrar, que salen a gana..."

Estadio: Alfredo Ramos -muy bien-
Juez: José Carreras -muy mal-
Incidencias: 37´fue expulsado Ginart en la visita.
Goles: 19´ Lucas Vera Piris, 89´Alexis Vaiani
Resultado Moral: Comunicaciones 3 - Talleres 1


miércoles, 13 de septiembre de 2017

Orfila, el mejor refuerzo

ESTUDIANTES 0 - COMUNICACIONES 2

Comunicaciones volvió a jugar al fútbol luego de los cinco minutos más famosos del fútbol argentino. La cruza de emociones se entremezcló con la expectativa por la llegada de Vildozo, el positivismo por haber mantenido buena parte del equipo que goleó 5 a 0 a Excursio y llegó a la final del Reducido, y sobre todo, por la tranquilidad de contar con el mejor refuerzo de toda la Primera B Metropolitana: la continuidad del uruguayo Orfila. El equipo del Chano jugó como si todo lo anterior no hubiera pasado. Con la parsimonia y sabiduría de un conjunto consolidado, el equipo de Agronomía sorteó con solvencia los distintos pasajes del partido y  ganó con holgura un choque chivísimo contra Estudiantes en Caseros. 
Fue 2 a 0, un gol en cada tiempo, la diferencia que sentenció el resultado final. Para eso, contó con la actuación especial de Tomás Asprea, el petiso que llegó de Arsenal, fue una de las figuras del campeonato anterior, de los más compungidos ante la injusticia del bajo Flores y que este martes fue determinante para el score final. Desborde y centro para que Lucas Vera la empuje al arco, cuando se jugaban los últimos minutos del primer tiempo. Gambeta y desborde para que sea expulsado el lateral derecho pincha. Tomi, que firmó contrato por dos años con el club, fue sin dudas el mejor de la cancha y marcó los desequilibrios medulares para la conquista del triunfo.

Con la expulsión, Comu jugó a su ritmo, con un Estudiantes que solo pudo llegar una vez de pelota parada. Con espacios ante la pérdida de la mesura de su rival, el equipo de Orfila encontró el segundo gol que sentenció el partido. Rodrigo Melo recuperó la pelota en mitad de cancha y con un pase entre líneas exquisito, asistió al ingresado Julián Rodríguez, que definió con justeza.

El equipo de Alejandro Orfila logró un triunfo de visitante y gana tranquilidad para el arranque, para trabajar sin la urgencia del pragmatismo de los resultados. Lo hizo gracias a que mantuvo fundamentalmente la idea de juego del torneo pasado, logrando sortear lo que emocionalmente podría haber significado esa final perdida. Queda claro que en Comunicaciones hoy hay dos premisas que son centrales: jugar siempre con la pelota al piso y darle espacio a los hombres surgidos de nuestras inferiores. Esos dos pilares pueden resumirse en un adjetivo que sintetiza bien el espíritu de este equipo: paciencia. Como la que deberán tener los hinchas. No le traslademos nuestras ansiedades a los jugadores. Esto recién empieza. Por lo pronto, el sábado a copar el Alfredo Ramos, para brindar nuestro decisivo aliento.

LA TRIBUNA: Del Pincha, un público razonable para las inclemencias de la programación: martes 15:30 de la tarde. Cosas a las que pareciera acostumbrarse el ascenso. Unas 600 personas completaron los distintos sectores del Estadio. En la popular, 10 tirantes, prolijamente atados, con dos cruzados encima. En el alambrado, banderas como La Barra de Caseros o Los Tira Humo. Alentaron con bombos y trompetas durante buena parte del partido, pese a la mala performance de su equipo, que hace tiempo le cuesta ganar de local.

UNOxUNO

Germán Yacaruso -6-
El Flaco tuvo un buen partido. No lo exigieron en demasía en demasiadas situaciones pero supo responder con altura en un remate de Juan Manuel Torres que se complicó con el efecto. En una jugada que no valió por posición adelantada, demostró de nuevo sus aptitudes atajando un mano a mano con evidente talento.

Sebastian Silguero -5-
Ante la acumulación de amarillas de Ursino, que venía siendo titular en los amistosos pero no pudo jugar hoy, Silguero mantuvo la titularidad que ostentó en la parte final de la temporada anterior. En el primer tiempo, Estudiantes atacó con facilidad por su sector, pero fue de menor a mayor y no tuvo demasiadas complicaciones con el promediar del partido.

Lucas Banegas -6-
El eterno Capitán jugó con solvencia en el juego aéreo y manteniendo su característica audacia para salir jugando. Hay Banegas para rato.

Agustín Cattáneo -6-
Por momentos el pelado se animó a subir como un lateral, algo a los que nos tiene acostumbrados. Buen partido de la zaga central. Pese a que por momentos Comunicaciones no pudo imponer su juego y Estudiantes controló la pelota, en ningún momento se peligró el arco propio.

Sebastián Corda -6-
Un jugador que sigue afianzándose en el primer equipo y juega cada vez más como si fuera un consolidado jugador y no el pibe que debutó hace un par de partidos. Aguerrido en la marca y ágil, no le escapa a las intenciones del DT y siempre intenta salir jugando. Hoy hasta tiró un taco para dejar un rival en el camino y entregarle la pelota a un compañero.

Lucas Vera Piris  -7-
Uno de los refuerzos que le tocó jugar de titular. Se incorporó a un endranaje aceitado y trató de amoldarse lo mejor posible. Varias veces lo logró, y lo más interesante lo hizo cuando se asoció con Asprea. Criterioso, llegó varias veces al area, y en una de esas, convirtió el gol que abrió el marcador. Buen debut.

Rodrigo Melo -7-
Partidazo del mariscal que tiene Comunicaciones en el medio. Un pulpo para recuperar, con quito o anticipando la jugada, y salir tocando rápido, y hasta con elegancia, como el caño que tiró y que fue reflejado en redes por ESPN. En el Segundo gol, le pone un pase exquisito a Rodríguez.

Jonatan Soria -6-
Buen partido de Jona. Quizás alejado de la zona de peligro, donde más daño puede hacer. Pero resolvió bien varias jugadas con pinceladas de buen fútbol, algo imprescindible para limpiar e iniciar la jugada.

Tomás Asprea -8-
La figura sin ninguna duda de la cancha. La rompió. Apareciendo por derecha o por izquierda, asistiendo en el primer gol, haciendo expulsar un rival. Opción para la contra y para iniciar una jugada. Rápido e inteligente a la vez. Imprescindible hoy, el ex Arsenal.

Diego Cassopero -5-
Quizás la sorpresa en el primer equipo, ya que no venía ocupando ese puesto en los amistosos. Sin embargo, fue desde el arranque y tuvo momentos en los que demostró criterio y buena técnica. Probablemente por la falta de rodaje en Primera, le falte participar más en el juego y tomar la pelota en sectores del campo donde puede ser protagonista. Seguramente tendrá minutos en el torneo y podrá ir demostrando sus habilidades.

Angel Vildozo -5-
Mucha expectativa por su debut, pero estuvo muy aislado la mayor parte del encuentro. Hizo el rol sucio de 9, aguantó y rebotó bien de espaldas, se hizo espacio para un cabezazo donde no definió bien y cumplió en ese rol en el que Comunicaciones venía fallando: tener alguien en el area esperando para empujarla. No pudo tener esas situaciones y la que tuvo, falló. Pero sin dudas le dará muchas alegrías al Pueblo Cartero.  Volvió el Angel del Gol.

Julián Rodríguez -7-
Ingresó por Vildozo, y con esa presión encima, definió bárbaro para sentenciar el partido. Un pibe que si tiene minutos tiene gol. A seguirlo, puede convertirse en protagonista a lo largo del certamen.



martes, 25 de julio de 2017

UNOxUNO

GERMÁN YACARUSO -8-
Enorme lo del pibe surgido en las inferiores del Club, que cada vez más se adueña del arco de Comunicaciones con muchísima solvencia. Fue central en dos situaciones: frente a Bochi y Ortiz en dos mano a mano letales. Pero supo responder muy bien a otras dos jugadas difíciles y demostró muchísima sobriedad en los centros.

SEBASTIÁN SILGUERO -5-
Quizás el menos participativo en la ofensiva de todo el equipo. Tuvo, sin embargo, la más clara del primer tiempo, cuando le quedó un rebote en el área chica pero no pudo definir.

AGUSTÍN CATTÁNEO -6-
Impecable en el juego aéreo y firme en la marca. Como siempre, muy útil a la hora de salir jugando e incluso aportando en ofensiva, como en la jugada en que casi convierte Silguero, aguantando la pelota y tirando el centro tras un córner fallido.

LUCAS BANEGAS -7-
Lo de Banegas a esta altura es incalificable. No es sólo historia, sino que con sus 37 años y 370 partidos al hombro con esta camiseta, tiene muchísimo presente. Medular en el sistema defensivo, es fundamental también en el inicio de los ataques. Todas las jugadas pasan por él, quien es siempre el primer pase del juego colectivo. Pero además, solvencia para resolver cuando se ensucia el partido, para limpiar con un enganche o una gambeta. Habrá pasado a la cueva pero no pierde sus mañas. Además, con pases largos con muchísima precisión y cambios de frente certeros, fue central también en el juego ofensivo, haciendo por momentos más vertical y directo el estilo. Hasta en eso aporta. Buen pase para Varela que pudo haber sido el segundo gol del encuentro.

SEBASTIÁN CORDA -6-
Muy buen partido de otro de los juveniles que arrancó de titular. Muy atento en la marca y por sobre todas las cosas con mucha voluntad y actitud, tuvo un gran partido por el andarivel izquierdo. Quizás, abusó del juego brusco y debió haber sido amonestado tempranamente, pero Monsalvo lo perdonó. Se animó más que otras veces a jugar en ofensiva y se vieron buenas triangulaciones entre él, Banegas y Asprea. Comunicaciones genera circuitos en todos los espacios de la cancha.

NICOLÁS VARELA -7-
Gran partido, aunque por momentos. Quizás, con un poco más de regularidad, hubiera sido la figura. Imparable por derecha, sobre todo en el primer tiempo cuando volvió loco a Bochi, desbordando continuamente. Como contra Estudiantes, quizás no estuvo fino en el pase final. En el segundo tiempo tuvo su gol, pero Bochi salvó justo a su equipo.

LUIS SORIA -6-
Buen partido del Mono. Fundamentalmente en el primer tiempo, cuando el Cartero dominó el balón. Se lo vio mucho más cómodo cuando el equipo hizo uso de la posesión y se convirtió en el peaje por el que debían pasar todos los circuitos de fútbol. Asistió bárbaro a Salazar en lo que podría haber sido el primer gol del partido. En el segundo tiempo perdió protagonismo no sin arremangarse las mangas y colaborar en la defensiva.

RODRIGO MELO -8-
Partidazo de Rodrigo, cortando, ocupando los espacios, sumándose como líbero en la defensa, jugando simple y bien e incluso remendando errores cuando perdía la pelota. Cada vez más fundamental otro de los pibes de las inferiores que tiene muchísimo futuro.

TOMÁS ASPREA -7-
Otro de gran partido. Desequilibrante constantemente y además, aportando muchísimo en la marca, retrocediendo y ocupando bien los espacios también en las transiciones defensivas. Muy voluntarios, metido en el partido y comprometido con la idea.

HERNÁN SALAZAR -6-
Pese a que tuvo varias, y esta vez no pudo convertir, volvió a redondear un buen partido. Salazar tiene la particularidad que de la nada inventa algo, le tirás un piedrazo la baja y te asiste un compañero. Le sirvió en bandeja el gol a Rodríguez, quién por poco no llegó a empujarla.

JULIÁN RODRÍGUEZ -5-
Uno de los cuatro que surgieron de las inferiores del club y jugaron de titulares en la final. Esta vez, el pibe no pudo mojar e incluso se lo vio incómodo en varios pasajes del partido. Tiene mucho potencial pero le costó encontrar su lugar en un partido tan importante como una final. Puede dar mucho, hay que darle minutos.

MARTÍN ROSE -7-
Rose se ganó el lugar tras casi no jugar con Vivaldo pero sin embargo una lesión lo alejó de las canchas. Cuando parecía que se perdía todo el campeonato, logró llegar a jugar gracias a que Comu siguió hasta las últimas instancias. Entró, convirtió, pero lo que podría haber sido un regreso soñado se vio opacado por la expulsión. Apenas menos de 10 minutos estuvo en cancha e hizo de todo, gol, dos amarillas y a las duchas.

ÁLVARO AGUIRRE (-)

FEDERICO BARRIONUEVO (-)

AGUANTEN CORAZONES: EL CARTERO DIO EL PRIMER PASO

Sí señores. Este sueño nacional sigue avanzando a paso firme. Pero sólo se dio un paso. Se ganó, pero era lo que había que hacer porque, si bien a puertas cerradas y en cancha neutral, el Cartero debía garantizarse una victoria que lo haga ir a jugar tranquilo la revancha. Es que Riestra define de local con todo lo que eso implica: tiene la ventaja de poder estar con su gente y en su estadio en el momento más importante. La victoria conseguida en Español es importante, pero no decisiva. Importante, porque ahora irá al Bajo Flores sabiendo que tiene dos resultados posibles: empatar o ganar. Es más, perdiendo 1 a 0 se quedará con el consuelo de los penales para buscar el ascenso. En cambio Riestra tendrá la responsabilidad de ganar por al menos dos goles si quiere escaparle a la fatídica definición desde los doce pasos. Una presión que puede convertir la localía en un arma de doble filo. Pero no es decisiva, porque es sólo un gol de diferencia y una definición por penales es una lotería.

Aguanten corazones. Sabemos que no es fácil. Sabemos que controlar la manija a esta altura resulta casi imposible. Es que desde el 1 a 1 con Estudiantes en Agronomía con uno menos que el Pueblo Cartero sueña despierto. Y lo que para muchos era imposible fue siempre una certeza para nuestra gente: este plantel está para grandes cosas. Y eso agiganta la ansiedad porque confiamos plenamente en este plantel y creemos que por primera vez en su historia, el Nacional B es una posibilidad.

Todo gracias a un equipo que cada vez demuestra más nítidamente su idea de juego. Incansables oportunidades leímos en este medio y otros medios del club y el ascenso, que el equipo de Orfila sabe a lo que juega: solidez defensiva, buen trato de balón, mucha paciencia y desequilibrio con contundencia en los últimos metros. Pero pareciera que ese funcionamiento es cada vez más aceitado, y lo colectivo potencia las individualidades. Comunicaciones asienta todo su fútbol en un triángulo defensivo conformado por Banegas, Cattáneo y Melo. Ahora, se le sumó Yacaruso, en un nivel formidable. En el medio, jugadores de buen pie encargados de lateralizar para los rapiditos de afuera o meter el pase en profundidad para el delantero. Barrionuevo y Estévez antes, pero Soria ahora, son los encargados de esa función. Los tres la cumplieron con creces. Por afuera, fue variando pero de a poco le encontró la vuelta. Estévez tirado al medio, o ahora Soria de doble cinco ya sin el alemán, le abrieron la oportunidad a Varela, que una vez que se consolidó como titular empezó a demostrar su mejor nivel. Por izquierda primero Vatter, pasando luego a jugadores de otras características más acordes a lo que el técnico plantea: Rose primer y Asprea después. Tomás está en un nivel impresionante.

Ese andamiaje colectivo que cada vez más aceitado potencia las individualidades fue lo que se vio en Español. Aún siendo una final. Aún teniendo un rival muy difícil en frente. Aún pese a mudar la localía y jugar sin público. Así Comu fue un justo ganador. Porque además, supo ser inteligente. Lo mejor de Riestra se vio en los primeros minutos de cada tiempo, donde el equipo de Orfila supo mantener la calma, ayudado por la fortuna o Yacaruso, y empezar a crecer y dominar el partido.

En el primer tiempo, Riestra arrancó mejor. Ortiz probó de afuera y Yacaruso la mandó al córner en la primer llegada. Luego, de pelota parada, un cabezazo de López dio en el poste. Pero pese a eso, Comunicaciones terminó siendo muy superior a su rival. La visita se defendió muy atrás, se lo notó incómodo sin la pelota en su posesión y de a poco el Gigante de Agronomía empezó a demostrar todo su potencial: salida prolija con Banegas y Cattáneo hacia los costados y a partir de ahí empezar a mover la pelotita hasta que le quede a uno de arriba. El primero fue Julián Rodríguez, tras gran pase de Salazar. Pero el pibe no pudo empujarla abajo del arco. El platinado surgido en Argentinos tuvo dos, una vez no pudo cabecear cómodo en el área chica porque se la peinaron justo y en la otra no define con precisión tras pase de Soria. Quizás la más clara la tuvo Silguero, a quien le quedó un rebote en el área chica y definió por arriba del travesaño.

Luego del complemento, se vio, quizás, lo peor de Comunicaciones. Esta vez Riestra no llegó de forma aislada como en la primer etapa, sino que dominó los primeros minutos donde superó al local y tuvo dos chances muy claras: primero Bochi, sólo frente a Yacaruso, no pudo ante el 1 de Comu que achicó bien. Luego, Ortiz, mano a mano con el 1, no pudo porque otra vez el guardameta del cartero respondió de manera formidable. Esa jugada fue el cachetazo que necesitaba el equipo de Orfila. Poco después, Rose, recién ingresado, captó un rechazo que quedó corto de Montero y al ver mal parado a Morel le definió por arriba. Golazo que se gritó con alma y corazón en Español, el gimnasio de Básquet y miles de casas en Agronomía y alrededores.

Pero si no sufre no vale. Los hinchas de Comu lo sabemos, y muy bien. Apenas tres minutos luego de convertirse en héroe con un golazo, Rose vio la segunda amarilla -la primera fue por sacarse la camiseta en el festejo- por una fuerte patada y el aurinegro se quedó con uno menos. Pero hay que decir algo: fue acá cuando los dirigidos de Orfila demostraron que están para cosas grandes. Pese a la inferioridad, hubo mucho carácter, orden y templanza para controlar el partido. Riestra no pateó al arco en todo el segundo tiempo después de estar en desventaja en el marcador. La más clara de la última media hora, incluso, la tuvo el equipo de Agronomía. Tras un pase de al menos 60 metros impecable de Lucas Banegas, Varela ganó con su velocidad colándose por la espalda de Bochi, quien se recuperó a último momento y como Mascherano frente a Robben, con el último aliento le quitó el gol a Nico.

Primer paso adentro. Pero es sólo un partido. Habrá que ir a Riestra y demostrar, sobre todo, una de las virtudes de este equipo: inteligencia. El local jugará con la presión y la responsabilidad y el Cartero deberá saber manipular las ansias ajenas. No es fácil. Claro, es una final. Imposible que lo sea. No hay nada dicho y quedan 90 minutos durísimos. Pero el sueño sigue intacto porque sabemos, fundamentalmente, del hambre de gloria de este plantel.

Estamos con ustedes, estamos soñando despiertos. Vamos Cartero, el último esfuerzo para que goce todo el Barrio Agronomía.

LA TRIBUNA

Como es de público conocimiento, el partido se jugó a puertas cerradas bajo un estricto control policial que hizo que prácticamente no haya colados por fuera de los dirigentes, prensa y jugadores del plantel. De Comu y Riestra, aproximadamente 40 de cada bando. Los "locales" se ubicaron en la platea mientras que la visita en una de las populares visitantes. Pese a ser un partido a puertas cerradas, hubo cruce de insultos entre las parcialidades. Mientras que los simpatizantes blanquinegros recordaban el partido que se disputó hace 22 años y dispuso el descenso del Cartero a la D, los hinchas locales se cansaron de insultar a Stinfale y gritarle al rival que eran de la D y no tenían gente. Sobre el final, los pocos allegados a Comunicaciones se animaron a cantar con el resultado favorable y entonaron las ya clásicas "cartero soy del barrio agronomía" y "en la cancha de riestra vamos a ganar".

Párrafo aparte para lo que se vivió en el club. Un centenar de hinchas despidió al plantel con bombos, banderas y pirotecnia y lo esperó a la vuelta, donde saltaron y festejaron el primer chico mezclados en un abrazo tanto jugadores como hinchas. Antes, en el gimnasio de básquet, a todo trapo, se vivió la victoria en pantalla gigante.

Cancha: Español -muy mala-
Juez: Américo Monsalvo -regular-
Público: 100 personas aprox.
Resultado moral: Comunicaciones 2 - Riestra 1.

lunes, 17 de julio de 2017

El increíble invicto de Comunicaciones

Comunicaciones está en la final del Reducido, entre otras cosas, porque se encuentra transitando una racha impresionante donde hace mucho que no pierde.

Suele decirse en la categoría que el que llega bien al final, es quien más chances tiene de sacar resultados positivos en el Torneo Reducido. Comunicaciones no sólo llegó bien sino que amplió esa racha y por ahora, cumple con esa famosa máxima de la divisional.

Es que los dirigidos por Alejandro Orfila llevan sin ser derrotados la increíble suma de 12 (¡doce!) partidos. El score, sin embargo, se compone de mayoría de empates. De esa racha, ocho partidos fueron empate y sólo cuatro victorias, donde salvo una (frente a Tristán Suárez) todas fueron por la mínima diferencia.

A continuación, los doce partidos que Comunicaciones lleva invicto:

FECHA 29: Fénix 2 - Comunicaciones 2
FECHA 30: Comunicaciones 1 - Platense 0
FECHA 31: San Telmo 2 - Comunicaciones 2
FECHA 32: Comunicaciones 1 - Almirante 1
FECHA 33: Defensores 1 - Comunicaciones 2
FECHA 34: Comunicaciones 0 - Riestra 0
FECHA 35: Tristán Suárez 0 - Comunicaciones 2
FECHA 36: Comunicaciones 1 - Estudiantes 1
FECHA 37: Atlanta 1 - Comunicaciones 1
4tos de FINAL: Comunicaciones 1 - Barracas 0
SEMIFINAL: Estudiantes 1 - Comunicaciones 1
SEMIFINAL: Comunicaciones 2 - Estudiantes 1

UNOxUNO

Germán Yacaruso -6-
Muy buenas intervenciones en el primer tiempo, sobre todo por la solidez en los balones aéreos, recurso que la visita utilizó en demasía. En el gol pincha, pareciera que puede hacer algo más. Sin embargo, era una pelota a quemarropa, muy difícil de atajar.

Sebastián Silguero -6-
Correcto partido del lateral derecho, que no cruzó demasiado la mitad de la cancha pero estuvo firme en la marca y bien en la salida.

Agustín Cattáneo -6-
El pelado estuvo muy firme en el juego aéreo, aunque menos participativo en el juego del equipo que en otras ocasiones. Buen partido en líneas generales para uno de los puntos altos de la temporada.

Lucas Banegas -6-
Otro que tuvo un buen partido. Arrancó jugando su propio partido, saliendo del fondo gambeteando en más de una oportunidad. Luego fue acortándose a cumplir con su rol de defensa y terminó teniendo un buen partido. El Capitán por momentos se pone el equipo al hombro pese a jugar de marcador de punta. Invalorable en el equipo.

Sebastián Corda -7-
Gran partido del oriundo de San Martín que juega como lateral por izquierda. Surgido de las inferiores, le ganó el puesto a un jugador importante como Ramella y con el correr de los partidos se fue afianzando. En la semi, se vio una de sus mejores caras. Aguerrido en la marca, metedor y corriendo todas, se hizo imprescindible en el aspecto defensivo, aunque fue claramente el defensa que más pasó al ataque, algo que no suele hacer.

Nicolás Varela -8-
Volvió loco al sector izquierdo de Estudiantes durante todo el partido, aunque fundamentalmente en algunos lapsos donde se enchufaba y desequilibraba muchísimo. Si bien la mayoría de las jugadas que armó no pudo terminarlas bien, participó en el primer gol y fue uno de los mejores de Comunicaciones.

Federico Barrionuevo -7-
Levantó el nivel en relación a como venía jugando. Volvió a parecerse a ese Barrionuevo que marcaba las diferencias en la primer parte del torneo. Se lo vio rápido, metido en el partido y por momentos, siendo desequilibrante, como cuando ganó en velocidad y asistió a Zárate. En el segundo tiempo, ya evidentemente cansado, salió reemplazado.

Tomás Asprea -7-
Otro de un gran partido. Lo mejor de Comu se ve por las bandas cuando Tomás y Varela están afilados. Sobre todo en el primer tiempo, fue muy desequilibrante. En el complemento pasó a la derecha con el ingreso de Vatter por Varela.

Maximiliano Zárate -5-
Tuvo una, en la que llegó incómodo y no pudo definir bien, y a pesar de que logró conectar el busca pie de Barrionuevo, la mandó por arriba del travesaño. En el segundo tiempo se fue reemplazado.

Ingresaron:

Hernán Salazar -9-
La figura del partido. Jugó apenas media hora pero le alcanzó para cambiar el encuentro. Primero la mandó a guardar con uno de los mejores goles del campeonato y luego, tras buena jugada individual, asistió a Rodríguez para el segundo tanto.

Julián Rodríguez -7-
Otra vez el pibe de las inferiores ingresa en un partido difícil y la mete. Esta vez, empujándola tras jugada de Salazar. Bien por el jugador surgido de las inferiores del Club, que ya tiene 2 goles en primera, ambos en el reducido.

Javier Vatter (-)

Después de 12 años, Comunicaciones jugará una final

Merecidísima forma de coronar el certamen para este plantel. Recordemos que antes de una fatídica racha dónde el Cartero perdió cinco partidos seguidos, el equipo entonces dirigido por Jorge Vivaldo era el líder del certamen. Luego de ese mal momento, nunca más los de Agronomía conquistaron la cima del torneo. Fue Morón quien logró la regularidad necesaria en este tipo de torneos largos y logró consagrarse campeón.

Pero Comunicaciones no se dio por vencido. Ya en el exterior Vivaldo, asumió las responsabilidades de la conducción técnica Alejandro Orfila. Hasta entonces, mucho más conocido como jugador aguerrido de la mitad de cancha que director técnico, cargo que sólo había ejercido con anterioridad cuando dirigió el combinado de jugadores libres.

El Chano le aportó lo suyo a un equipo que venía trabajando hace mucho. Esta suerte de 4-2-3-1 cuando se ataca y prácticamiente 5-4-1 cuando se defiende fue inaugurado por Eduardo Pizzo. Luego, muy gradualmente, se le fueron cambiando nombres propios y cada DT fue aportándole su idea. Con el uruguayo al frente del primer equipo, Comunicaciones se convirtió en un equipo sólido, que se arma de atrás para adelante, que sienta sus bases en una defensa ordenada y aguerrida pero con buen pie en la salida, lo que le permite al mediocampo recibir limpio la pelota. Es en mitad de cancha donde Comunicaciones hizo la diferencia con muchos jugadores de buen pie: Soria, Barrionuevo, Estévez, Rose, Asprea, Varela. Con Orfila el Cartero ganó en volumen de juego a partir de estos nombres propios y una idea del fútbol clara: insistir todo el tiempo en que el balón ruede por el verde césped, asociarse entre los volantes, explotar las bandas y meter diagonales por el medio.

Así, la segunda parte de esta temporada fue la mejor cara de un equipo que funciona más o menos parecido hace al menos 1 año y medio. Por eso no sorprende que se esté en la final. Claro, Estudiantes tenía la obligación de ganar, el empate no servía, y salió a buscar con todo el partido. Con la iniciativa en el visitante, Comu se cerró bien atrás y si bien el Pincha durante buena parte del primer tiempo (salvo algunos tramos, sobre todo los minutos finales donde el local estuvo muy cerca) fue el protagonista, la realidad es que casi no generó situaciones claras de gol. Quien sí estuvo cerca fue Marcelo Lamas, justo un ex aurinegro, quien no la empujó en la línea. Pese a lo dicho, Comu también tuvo lo suyo. Zárate no logró meterla adentro del arco tras conectar un buscapie que envío desde la derecha Barrionuevo, tras gran jugada individual. Luego, sobre el final, Varela fue una pesadilla sobre la derecha, pero sin embargo le costó el pase final atrás para que alguno la empuje.

Distinto fue lo del segundo tiempo. Con Estudiantes que ya había hecho el desgaste, los de Agronomía se impusieron en el terreno de juego y empezar a demostrar su habitual buen fútbol. Pero las respuestas Orfila las encontró en el banco. Salazar, que recién había ingresado, tomó la pelota sobre el vértice del área y se la picó al arquero, clavándola en el ángulo. Luego, del empate pincha, nuevamente el ex Argentinos inició una jugada personal que finalizó con una asistencia al también ingresado Rodríguez, que convirtió su segundo tanto como jugador profesional, ambos en el reducido.

Luego, vinieron los incidentes sobre la calle Gutemberg, fuera del Estadio, donde da el arco que mira a las vías del FFCC Urquiza. El partido se suspendió a los 44 minutos del segundo tiempo, cuando la clasificación era casi un hecho, y ahora el club espera el dictamen del Tribunal de Disciplina, que a menos que medie una mano oscura, por como se dieron los hechos, y las pruebas existentes, debe ser positivo.

LA TRIBUNA

Casi 2000 carteros abarrotados en la cancha le dieron un marco imponente a la semifinal. Además del colorido habitual de los tirantes, cruzados y banderas de alambre, se colgaron mini tirantes de plástico que iban del alambrado a la tribuna y globos que cruzaban toda la popular. 20 minutos antes del encuentro ya se hacia escuchar la hinchada y el sector donde se ubica la parcialidad local ya estaba lleno. El recibimiento fue a todo trapo, con miles de papelitos bajando de la tribuna y un aliento ensordecedor. Sin embargo lo que debiera ser una fiesta se empañó porque promediando el primer tiempo la hinchada se bajó de la tribuna y fue hacia fuera del Estadio donde la policía se estaba enfrentando con algunos hinchas del cartero. Luego de eso, se descolgó todo el colorido. Sin embargo, en el segundo tiempo el aliento fue constante, con picos de algarabía, sobre todo después de los goles. Media hora después de suspendido el partido, cuando mucha gente, entre la lluvia, el frío y la incertidumbre, había decidido irse, fue el merecido festejo con los jugadores, inmortalizado para siempre por el trabajo periodistico de los colegas de De Comu Soy.


martes, 11 de julio de 2017

El empate que sirve

Partimos del resultado final para explicar el partido. ¿Por qué? Porque de otra forma el empate podría parecer un sinsabor: el Cartero empezó ganando. Sin embargo, a priori, la igualdad era mucho más beneficioso para la visita, que le resta jugar en su cancha y posee ventaja deportiva (con dos empates, es finalista). El 1 a 1 es, de todas formas, un resultado que sirve, porque le sigue dando la responsabilidad a Estudiantes. Y porque sumamos 11 partidos sin perder que afianzan el buen momento de Comu.

Pero los de Orfila deben ser más inteligentes con esa ventaja. Es cierto, el rival juega. Y cómo. Jugar semifinales del reducido no es moco de pavo. Lo vimos con Barracas Ctral. que demostró ser un duro rival pese a que los de Agronomía jugaron inteligentemente. Contra el Matador de Caseros pasó algo similar. Comunicaciones supo superar el sofocón de los primeros minutos, donde el local arremetió con todo frente al arco de la visita. Comu aguantó bien, inclinó de a poco y terminó emparejando. A tal punto, que fue creciendo hasta convertirse en protagonista. Como a lo largo del torneo, supo ser eficiente en sus mejores momentos y golpeó. Fue Silguero el encargado de empujar la pelota ante una buena patriada en área ajena de Salazar, quien tuvo un buen partido.

A partir de ese gol, el equipo de Orfila fue muy inteligente. Supo manejar el balón buscando jugar con la desesperación del rival, que se fue insultado por su público al descanso. Así, logró amonestar un par de rivales y mantener el resultado.

En el complemento, parecía que se repetía el esquema. Estudiantes salió con todo los primeros minutos y Comu supo defenderse. Sobre todo, gracias a Yacaruso, cada vez más afianzado en el arco del Cartero. Luego, otra vez vino una meseta en el partido, aunque esta vez, con los de Orfila mucho más lejos del arco rival que en la primer etapa. Sin embargo, cuando el local mostraba un andar cada vez más cansino y parecía sentir los insultos de su hinchada, apareció un córner que le dio el empate. Comu marca en zona en la pelota parada y Contreras, que estaba solo, se le anticipó a Banegas en el área y la metió de cabeza en el segundo palo. 1 a 1.

El empate golpeó a un Comunicaciones que no encontró respuesta y perdió el balón y toda iniciativa ofensiva que pudiera tener. Sin embargo el pincha tampoco aprovechó lo que podía ser su mejor momento. No tuvo profundidad y generó poco pese a monopolizar la posesión hasta pasados los 30 del segundo tiempo. A partir de allí es que el Cartero emparejó y sobre el final, empujó como para ganar el partido, mostrando mejor resto físico que el local.

Fue 1 a 1. Resultado que puede sonar como un sinsabor. Sin embargo, Comu jugó su partido. Mejor en los primeros 45 que en los segundos. Se llevó un empate que le sirve más que a su rival, aunque no garantiza nada, supo ser efectivo en su mejor momento, resistir en los peores, aunque un error en pelota parada lo dejó sin lo que hubiera sido una victoria clave. Hay que saber manejar mejor los tiempos. Hizo un gran partido el equipo de Orfila. Pero hay que exigirles más porque sabemos que pueden dar más. Y porque para ser campeones, hay que animarse también a más. Sí, Comunicaciones habla de salir campeón de la B. De ascender a la B Nacional. Abiertamente y sin eufemismos. Lo dice su gente, sus jugadores, su cuerpo técnico y sus dirigentes. Por primera vez en doce años. Por eso estamos orgullosos de este plantel y vamos ahora por la final, para que festeje todo Agronomía. Nos esperamos a todos, este sábado, a las 14 hs. en el glorioso Alfredo Ramos.

LA TRIBUNA

Marco regular de público en Caseros. Aproximadamente unos 2500 hinchas que le hicieron frente al frío. La Barra de Caseros colgó 8 tirantes con un cruzado, y una veintena de trapos en el alambrado, como por ejemplo "Los Tira Humo" además de muchas con banderas de barrios, varios de "la Gardel", y también de "Santos Lugares", "Barrio Evita", "Barrio Ferroviario". Alentaron durante todo el partido acompañados por trompetas, aunque insultaron sorpresivamente a su equipo, que disputa las semifinales del reducido. Floja despedida.

UNO POR UNO
Yacaruso -7-
Silguero -7-
Banegas -5-
Cattáneo -6,5-
Corda -5-
Varela -6,5-
Melo -6-
Soria -5,5-
Asprea -6-
Zárate -5-
Salazar -6,5-

Ingresaron
Barrionuevo -5-
Rodríguez -6-
Giovagnoli -

Cancha: Estudiantes -regular-
Público: 2500 aprox.
Resultado moral: 1-1
Juez: Bresba (Bien)

sábado, 8 de julio de 2017

COMU EN SUEÑOS


FOTO: decomusoyquelocoestoy.blogspot.com


El negro, que ya supo dar la vuelta de rodillas y ascender a Comunicaciones de la C a la B Metropolitana, va por una nueva hazaña. Vistiendo la cinta de capitán, la que es de él, la que siempre llevara su nombre, la que sentirá propia toda la vida. El jefe adentro de la cancha, el que ordena a los compañeros y se pone al equipo al hombre cuando las cosas no salen bien. Ese que sigue enganchando y dejando rivales con dolores de cintura. El que sufre y festeja como hincha. Eternamente agradecidos a vos, Lucas Banegas. 

Lucas volvió a ser uno de los mejores de la cancha. Su experiencia no puede faltar nunca, menos en partidos así en donde no se puede regalar nada y hay que jugar con inteligencia. Comu tiene la ventaja de tenerlo entre sus filas. Tanto el negro, como Cattaneo, quien también se supo ganar el cariño de la gente, dan seguridad en el fondo y son fundamentales para el juego del equipo. Son una de las claves del buen funcionamiento del engranaje que es Comunicaciones hace un año. El estilo del equipo necesita de defensores centrales que sepan jugar con el pie. Son los que empiezan la jugada, armando pacientemente el juego, tocando de un costado al otro hasta que aparecen los espacios. 

Eso es lo que busca el cuerpo técnico encabezado por Orfila. Armar la jugada a través de pases cortos y seguros, rápidos, a uno o dos toques. Este equipo, no tiene reticencia a mantener la posesión, jugar corto y buscar los espacios que se generan por el toque rápido y la buena movilidad de los jugadores. 

Si bien es cierto que esta base de jugadores ya vienen jugando juntos desde el último paso de Eduardo Pizzo en el club y que en los distintos cambios de entrenadores se mantuvo mayoritariamente el esquema utilizado por el Tano (4-4-1-1), también es verdad que el equipo fue creciendo de menor a mayor y cada técnico le dio su impronta. 

La de Orfila es el orden. Es el concepto táctico. Se lo nota un entrenador obsesivo, cuida de los detalles, sus ordenes son esporádicas pero precisas y puntales de determinadas circunstancias que se van dando en el desarrollo del juego. A diferencia de otros entrenadores, Alejandro es tranquilo, se lo ve siempre paciente y parece nunca desesperarse, eso debe transmitir confianza a los jugadores, que ademas, desde la llegada del charro, muchos fueron los que tuvieron oportunidad de jugar en el primer equipo. 

El partido con Barracas Central en Agronomía no fue la excepción. Ni la ventaja deportiva desconcentra al entrenador en su planteo, ni tampoco a los jugadores de hacer lo que saben hacer: jugar al fútbol. Comu no salio a meterse atrás, si es verdad que la presión para recuperar la pelota no fue tan fuerte como en otros partidos y decidió pararse un poco mas atrás para la recuperación. Sin embargo, el equipo de Orfila fue el protagonista del primer tiempo. A la hora de atacar lo hizo como en los anteriores partidos, buscando la movilidad de la pelota para que se creen los espacios, que sobre todo, aprovecho muy bien Asprea, el mas desequilbrante del encuentro. Así fue que consiguió generar mas situaciones de gol que el visitante, que poco llego al arco de Yacaruso (otro de gran rendimiento). 

El segundo tiempo, lógicamente fue distinto, el rival tenia que salir a ganar para no quedarse afuera del reducido. Al correr de los minutos, el equipo de Agronomia se fue quedando sin piernas y el técnico sabiendo que en estos partidos no se puede regalar nada, hizo los cambios por capacidad física. Fueron saliendo los mas cansados para mantener el ritmo del partido. Comu fue cediendo lugar en el campo de juego mientras se agrupaba para aguantar la embestida del Guapo, que ya desesperado iba con todo lo que tenia. 

En un momento del partido, que se volvió friccionado y mal jugado, donde Comunicaciones parecía cada vez mas complicado para tener la pelota, apareció el gol del pibe de las inferiores del club, Rodriguez. Fue un desahogo para todos, ese gol empezaba a allanar el camino para que el Cartero alcanzará la semifinal del reducido para obtener el ascenso a la Primera B Nacional. 

A los 88 minutos empataba V.Gomez, pero no le alcanzaba a la visita que necesitaba ganar si o si para pasar de ronda. Terminó el partido. Comunicaciones ponía el grito en el cielo y deliraba por haber eludido el primer obstáculo. 

Solo queda agradecer a los jugadores, a los dirigentes y a este cuerpo técnico por el gran momento que le están haciendo vivir al Club y seguir disfrutando por sueños que se empiezan a hacer realidad. Como en un sueño, Comu sigue de pie, batallando por lograr el tan ansiado ascenso.


Síntesis: 
COMUNICACIONES 1: Yacaruso; Silguero, Cattáneo, Banegas, Corda; Soria, Melo, Asprea (85' Ruquet), Barrionuevo (57' Rodríguez Seguer); Varela, Zárate (68' Aguirre). DT: Orfila.
Suplentes: Giovini, Vatter, Giovagnoli, Blanco.
BARRACAS 1: E. Gómez; Mandarino, Quiles, Pastafiglia, Martínez (89' Carranza); Sproat (65' Galeano), Arce, Chmil (80' Seccafien), Bevacqua; Delgado, V. Gómez. DT: Milano.
Suplentes: Piatta, M. Tapia, I. Tapia, Rodríguez.


Goles: 75' Rodríguez Seguer (COM), 88' V. Gómez (BAR)
Expulsados: no hubo
Árbitro: Possi (Malo)
Estadio: Alfredo Ramos

martes, 27 de junio de 2017

El Cartero llamó a la historia

El equipo que dirige Alejandro Orfila logró hacer historia: por primera vez en su historia, Comunicaciones jugará en Agronomía el reducido. Se lo aseguró tras igualar en Villa Crespo con el hasta entonces escolta del ya campeón Deportivo Morón. Y gracias a que otros rivales tampoco pudieron hacerse con la victoria. De esta forma, el Cartero recibirá en el Alfredo Ramos a un rival a definir, y en caso de empate, será semifinalista. Sí, sólo cayendo de local podríamos quedar eliminados. Hay que tener en cuenta que de las cuatro caídas que tuvo el conjunto del Chano desde que asumió, sólo una fue ejerciendo la localía, ante Barracas Central, por 2 a 0. El camionero puede ser uno de los rivales en Cuartos de Final.

Sabemos que esta nota debería ser una nota que hable del partido con Atlanta. Podríamos hablar de la frialdad de Zárate para definir y poner el 1 a 0, de las dificultades que tuvo Comunicaciones para mantener el nivel tras el gol y los peligros de regalarle tanto terreno al rival, como finalmente sucedió y derivó en el empate bohemio. Podríamos, también, hablar de cómo en la primera media hora del segundo tiempo el partido pudo haber sido para cualquiera. O como en los últimos 15 la visita se quedó sin resto físico para afrontar lo que quedaba y Atlanta pudo ganarlo.

Pero no podemos hacer demasiado hincapié en el partido porque nos invade la emoción y el orgullo por un plantel que hizo historia. Que las últimas fechas terminó jugando con 5 titulares surgidos de las inferiores. Que en Villa Crespor presentó 9 de 18 players de la cantera de nuestro Club. Que además cuenta con jugadores experimentados que han salido campeón con el club como Banegas, o jugadores que han salido de nuestras inferiores, jugado en el exterior y regresado, como Javier Vatter. En definitiva, un grupo de hombres con muchísima humildad que tienen un gran sentido de pertenencia por estos colores. Tenemos una enorme confianza en este plantel. Más allá del resultado del partido del martes 4 de Julio. Porque al finalizarse el encuentro la adversidad puede habernos encontrado, pero no habrá cambiado en nada nuestro parecer.

Comunicaciones hizo una enorme campaña. Y hay que hablar también de la primera etapa. Vivaldo cosechó 25 de los 55 puntos que depositaron a los de Agronomía en el Reducido. Lamentablemente, el Flaco no se despidió de la mejor manera. Tras llegar a la primera posición, cayó en el Bajo Flores frente a Deportivo Riestra, con un penal errado de Banegas, y así se sumió en una racha desastrosa que lo llevó a perder cinco partidos seguidos. Esa mala suerte de final de campeonato, le privó a Comu jugar la Copa Argentina, y quizás, hubiera hecho que el oro y negro llegara con mayor tranquilidad al final del campeonato. Pese a esto, lo del Flaco fue gigantesco. Agarró un plantel en gran medida armado por Pizzo, al que le sumó algunos refuerzos y la apuesta por jugadores del club, como Rodrigo Melo, que fue titular el primer partido del certamen y luego no salió nunca.

También hay que hablar del mencionado Pizzo. Él armó buena parte de este plantel y de hecho, el esquema 4-4-1-1 que el Cartero viene usando hace rato, fue impulsado por él. Desde su partida, a ese equipo en funcionamiento, tanto Vivaldo como Orfila fueron agregándole paulatinamente otros nombres propios, moldeándolo a imagen y semejanza. Pero sin dudas que parte de este reconocimiento debe ir también para el Tano.

Sin lugar a dudas, otros de los protagonistas de estas jornadas históricas, es la SubComisión de Futbol. Siempre cuestionada cuando no se ven los resultados por algunos hinchas, somos muchos los que nos sentimos orgullosos de un grupo de personas que sacrifican tanto en lo personal, desde lo familiar a lo económico, para que el fútbol de Comunicaciones esté lo más alto posible.

Y por supuesto, al plantel. Muchas gracias jugadores. Pero acá no descansa nadie. Ahora habrá que seguir trabajando por un triunfo el próximo martes y por dejar lo mas arriba posible a Comunicaciones, al barrio Agronomía y estos colores hermosos.

A no relajarse que por suerte, esto todavía no terminó, y al Cartero le queda muchísimo por andar en esta Temporada 2016/17 de la Primera B Metropolitana.

LA TRIBUNA
La hinchada de Atlanta fue entrando por cuentagotas. Si bien las banderas estuvieron colgadas desde temprano, el sector del medio de la popular fue poblándose poco a poco. No fue seguramente el partido más concurrido por la parcialidad bohemia de todas las veces que nos tocó visitar Villa Crespo para cubrir a Comunicaciones. Algo más de 1000 en la popular y un número similar en platea redondearon unas 2.500 personas en todo el Estadio. Cantaron bastante, incluso cuando el resultado se les mostró adverso. La mayoría de las consignas estuvieron dirigidas hacia Chacarita, Argentinos Juniors y All Boys. El colorido, sin embargo, fue bastante pobre. Unos 8 tirantes deslucidos en la tribuna por lo mal colgados, ningún cruzado y una veintena de trapos de alambrado, la mayoría bastante feos y con consignas simples. Se destacaba la característica de la parcialidad local, en el medio de la tribuna, con la leyenda que rezaba "Amistades Jamás".

UNO POR UNO

Yacaruso -7-
Silguero -5-
Banegas -6-
Cattáneo -5-
Corda -5-
Varela -6-
Melo (-) (Salió tempranamente reemplazado en el PT) (Miraglia -5-)
Aguirre -5-
Vatter -6- (Giovagnoli)
Zárate -7-
Blanco -4- (Barrionuevo -4-)

Cancha: Atlanta (Muy mala)
Juez: Lucas Di Bastiano (Bien)
Resultado moral: Atlanta 2 - Comunicaciones 1
Público aprox: 2.500

miércoles, 21 de junio de 2017

Con la calculadora en la mano, ¿qué necesita Comu para obtener la ventaja deportiva?

Finalizó una fecha más de la Primera B Metropolitana y Comunicaciones se dispone a terminar su participación en una temporada más de esta categoría, ya clasificado al reducido y esperando por ubicarse lo más arriba de la tabla posible, para lograr la ventaja deportiva. Sólo le resta una fecha, en la que deberá visitar a Villa Crespo para enfrentar a quien hoy es el escolta del ya campeón Deportivo Morón.

¿Por qué necesita Comunicaciones la ventaja deportiva? Esta modalidad de disputa, si bien injusta, busca premiar a quienes hicieron un mejor torneo largo y ponderar este desempeño en una eliminación directa. De esta forma, en cuartos de final, aquellos equipos que hayan quedado del 2ndo al 5to lugar, jugarán de local el único partido que define el pase a semis, y pasarán con sólo empatar. Si Comu no consigue clasificar con ventaja, deberá ir a jugar de visitante obligado a ganar, como ya le pasó en las únicas dos veces que clasificó. Luego, eliminados cuatro conjuntos, vuelven a armarse las llaves según la ubicación en la tabla. En Semifinales, el panorama ya es distinto, porque si bien la ventaja deportiva se mantiene, y en caso de empate pasa el mejor ubicado en la tabla, la modalidad de disputa es a dos partidos. Se define en la cancha del mejor ubicado. En la final, no hay ventaja deportiva. En caso de empate se define por penales. Eso sí, en la cancha del mejor ubicado en la tabla. 

Además, no hay que menospreciar el hecho de que sería la primera vez en su historia que Comunicaciones clasifica a un reducido con ventaja deportiva. Claramente no es un dato menor, y sería la frutilla del postre para un plantel con mucho sentido de pertenencia, que ya hizo historia con el Club. 

Pero, ¿qué necesita el Cartero para clasificar al reducido con ventaja deportiva?

Ya adentro del G8, y con la excepcionalidad de quedar libre en la última fecha, teniendo descanso previo al octogonal, Comunicaciones no tiene demasiado que perder en Villa Crespo, todo lo contrario, puede darse el lujo de ir a buscar una victoria de visitante con tranquilidad. El Cartero no depende de sí mismo para tener la ventaja deportiva, y un empate o una derrota no cambian, a esta altura, demasiado el panorama. El conjunto dirigido por Orfila puede asumir la responsabilidad de ser protagonista en Villa Crespo. 

Hoy los de Agronomía se ubican cuartos, y para tener ventaja deportiva deben quedar del 2ndo al 5to lugar en la tabla. Es decir, de los 5 equipos que pueden alcanzar o superar a Comunicaciones en lo que resta del certamen, al menos dos deberían superarlo para que el Cartero se quede sin ventaja deportiva. La complejidad a la hora de hacer cálculos radica en que todos los equipos deben afrontar una cantidad de partidos restantes diferentes. A Comu y Barracas, sólo le restan disputar 3 puntos. Defe, Estudiantes y Platense jugarán sus últimas 6 unidades mientras que a Almirante Brown le quedan todavía tres partidos, ya que tiene pendiente un encuentro suspendido por incidentes. 

Fiel a Comu hace el trabajo por vos, y te trae los resultados que Comunicaciones necesitará en los tres escenarios posibles.

ESCENARIO 1: EN CASO DE PERDER

Si Comu cae en su visita a Villa Crespo en su último partido del certamen, deberá esperar que los siguientes equipos sumen al menos la siguiente cantidad de puntos.

DEFENSORES DE BELGRANO

El dragón debería en este escenario ganar uno de los dos partidos que le restan. Con tres puntos, pasaría al cartero. En caso de empatar los dos, alcanzaría la línea del equipo de Orfila, pero la diferencia de gol beneficia a los de Agronomía, que deberían caer por 9 goles de diferencia ante Atlanta para ser superado. 

BARRACAS CENTRAL

El camionero venció el día de ayer a un rival directo UAI Urquiza, por 3 a 0 y es un resultado que le sirve. Así, no sólo se acerca más a las posibilidades de ingresar con ventaja deportiva sino que además recorta distancia en la diferencia de gol con Comu. Sin embargo, está obligado a ganar el único partido que le queda. Si lo hace, igualaría a los de Orfila y ahí, habría que ver la diferencia de gol. Hoy, Comunicaciones tiene +14 y Barracas +11. El Cartero debería perder por dos o más goles o Barracas ganar por 2 o más goles.

ESTUDIANTES DE CASEROS

Al pincha le quedan dos partidos, pero se encuentra a 4 puntos. Es decir, para superar a Comu en este escenario, debería ganar todo lo que le resta. En caso de ganar uno y empatar el otro, alcanzaría a Comunicaciones, pero sería casi imposible superarlo por diferencia de gol, ya que tiene +4 mientras el equipo de Agronomía +14.

ALMIRANTE BROWN

El mirasol cuenta con la ventaja de tener que disputar más partidos que el resto, lo que lo ubica en una posición expectante. Con -4 de diferencia de gol, deberá sacar al menos 5 puntos si quiere superar a Comunicaciones. Es decir, de no perder en ninguno de los tres que le quedan. O en caso contrario, ganar 2 de los 3. 

PLATENSE

Estando a 5 puntos restando 6, el Calamar se encuentra lejos del Cartero. Deberá ganar todo lo que le resta para superar a Comunicaciones. 

ESCENARIO 2: EN CASO DE EMPATAR

DEFENSORES

Si Comu empata le saca tres puntos a Defe. El Dragón debería ganar por más de 9 goles para superar al Cartero. Por eso mismo, tendría que sacar al menos 4 de los 6 en juego para superar en la tabla a los de Agronomía.

BARRACAS CENTRAL

En caso de empatar, Comunicaciones se aseguraría que Barracas Central no lo pueda superar con ningún resultado. 

ESTUDIANTES

Con sumar un punto, Comunicaciones obliga a Estudiantes a ganar los dos partidos que le restan para pasarlo.

PLATENSE

En este escenario, el Calamar debería ganar los dos partidos por diferencia de 6 goles a sus rivales. Posible pero casi imposible. 

ALMIRANTE BROWN

El mirasol debería, dado este resultado, ganar 2 de los 3 partidos pendientes que aún tiene. 

ESCENARIO 3: EN CASO DE GANAR

DEFENSORES

Aquí el dragón debería ganar los dos partidos que le restan.

ALMIRANTE BROWN 

Con 7 de los 9 puntos que disputa, alcanzaría al Cartero. El tema es que al tener -4 de diferencia de gol está obligado a ganar los 3 partidos para superar a los de Agronomía y así dejarlos sin ventaja deportiva.

Con ganar en Villa Crespo, el Cartero se aseguraría no ser superado por Estudiantes, Barracas y Platense.

RECAPITULANDO.

Recordemos que siempre, en todos los casos, Comunicaciones puede ser superado por uno de los equipos. Siendo superado por dos solamente quedaría fuera de la ventaja deportiva.

Si los de Orfila pierden ante Atlanta, deberán esperar que al menos cuatro de sus competidores no lo superen, aunque es difícil, no imposible. Deberá esperar que Defensores no gane ninguno de los que le queda, que Barracas no sume de a 3 en la última, que Estudiantes no gane al menos uno de los dos que le quedan, que Platense deje al menos un punto en el camino y que Almirante sume menos de 5 puntos. 

Ya con un empate, el Cartero clarifica el panorama. Deja sin chances a Barracas y virtualmente afuera a Platense (que debería golear por mas de 6 goles los dos partidos que le quedan). Deberá esperar que Defensores y Estudiantes no ganen todo lo que el resta y que Almirante no gane dos de los tres que le quedan. Pudiendo ser superado por uno de esos tres, matemáticamente el empate lo deja más adentro que afuera al equipo que conduce Orfila.

Si gana, ya el escenario es otra cosa. Comu podrá descansar muy tranquilo la última fecha y esperar su rival en el reducido. Si bien no se asegura la ventaja deportiva, para perderla, deberá esperar que Almirante y Defensores no ganen al menos uno de los 3 y 2 partidos que les quedan respectivamente. Con un empate de alguno de sus rivales en esos cinco partidos, los de Agronomía ya recibirán en el Alfredo Ramos a su Rival.

Es más, si Comunicaciones gana, alcanza a Atlanta en la segunda posición. El Bohemio deberá al menos empatar en su último partido, para superar al cartero, por la diferencia de gol. Y el Deportivo Riestra debería ganar también, en este caso, uno de los dos partidos que le restan ante Talleres y Morón. 

Ahora bien. ¿Cómo vienen los rivales en el torneo? ¿Qué les resta?

Defensores remontó luego de perder 6 partidos seguidos que lo dejaron al borde de quedar afuera del reducido. Afrontará sus últimas dos fechas intentando ampliar la buena racha actual, habiendo sacado 7 de los últimos 9 puntos, luego de esa fatídica racha. Recibirá en el Juan Pasquale al campeón Morón y visitará al descendido Excursionistas en el clásico del Bajo.

Barracas quedará libre la próxima fecha. Recibirá a Fénix en la última, y viene en alza. Perdió sólo 2 de los últimos 12, dónde ganó 6 y empató 4. 

Estudiantes de Caseros recibirá Acassuso y visitará a Colegiales, buscando mejorar la puntería, ya que ganó sólo uno de sus últimos cuatro enfrentamientos, y sólo tres de los últimos 10.

Platense perdió la memoria luego de 14 fechas invictos donde ganó 9 partidos. Sin embargo, tras perder 4 a 0 con Riesta en la fecha 26 y dejar atrás la buena racha, sólo ganó 3 de los últimos 11 partidos, de los cuales perdió 6, más de la mitad. 

Almirante Brown, de andar irregular en el torneo, viene de empatar con el ya campeón Morón en el clásico, sumando su quinto partido sin victorias. Una mala racha que cortó su mejor momento en el certamen, cuando perdió sólo uno de 14 partidos, lo que lo colocó con expectativas de reducido luego de un mal arranque. Le resta el pendiente con Talleres, recibir al descendido Excursionistas y visitar a Español. 








lunes, 19 de junio de 2017

COMU SACÓ BOLETO PARA SOÑAR



Comunicaciones empató en un partido durísimo, donde se encontró perdiendo prontamente por un error individual garrafal de Giovini y jugando con uno menos 45 minutos por la expulsión de Salazar. Sin embargo logró crecer desde la actitud y sacó un punto que lo depositó de lleno en el reducido. El equipo de Orfila sacó pecho en la díficil y compró boleto para soñar con el Nacional. Ahora, resta visitar Villa Crespo y lograr la ventaja deportiva para asegurar jugar el G8 en Agronomía. 

Un partido difícil de analizar por los imponderables que surgieron. Es muy difícil sacar una conclusión deportiva. Más bien, lo que puede decirse debe hacerse desde lo anímico. Comu supo afrontar las dificultades con las que se encontró y conseguir su objetivo. Además, cabe resaltar que Nahuel Estévez, quizás el mejor jugador del campeonato para el Cartero, supo ponerse el equipo al hombro en las malas y convertir un lindo gol que metió a los de Orfila en el reducido.

Si decimos lo que decimos, es porque cuando el partido todavía estaba muy cerrado, sin un dominador claro, y por sobre todas las cosas, muy mal jugado, Zaninovic tomó la pelota y desde el círculo central tiró uno de esos centros frontales, que suelen no generar ningún tipo de peligro, pero que se convirtió en gol por el mal cálculo de Giovini. Esos golpes anímicos suelen ser duros. Te sacan del partido, te desconcentran y te ponen abajo en el marcador, de manera injustificada, poniendo todo lo que se planificó en la basura.

Pese a eso, el Cartero muy de a poco fue arrinconando a su rival. Lo cierto, es que si bien dominaba, no generaba situaciones de demasiado riesgo. Sin embargo, la esperanza estaba, porque Estudiantes no le encontraba la vuelta y porque de local el equipo de Orfila da la sensación de que en cualquier momento puede convertir. Pero todo parecía terminar cuando Salazar fue mal expulsado por una supuesta plancha al ex Comunicaciones Marcelo Lamas. La repetición televisiva pudo confirmar luego que la expulsión fue exagerada, ya que lo único que sucedió fue que el ex Almirante y Argentinos le pisó la punta del pie a su rival.

Ahí,  parecía que todo se volvía negro. Que el Sueño Nacional se desvanecía. Sin embargo, en una jugada que nace con un desequilibrio individual de Soria (única jugada de relevancia del Mono, que pareciera no sentirse cómodo jugando de enganche) Estévez recibe la pelota en el vértice del área y la cruza con una precisión de cirujano, para lograr el empate que depositó a Comunicaciones en el reducido. Incluso, pudo ganarlo, lo que hubiera dejado al local con un pie adentro de la ventaja deportiva. Pero Vatter, tras ser asistido por Asprea, definió mal y todo siguió igual.

Fue a partir de ese momento, cuando el local se conformó con el empate y la clasificación, que el equipo de Orfila se replegó, terminó jugando con una línea de 4 en el fondo, tres volantes centrales, y Vatter, Estévez y Asprea para la contra. Párrafo aparte para Tomás, el ex Arsenal, que jugó gran parte del partido prácticamente de 9, donde se la rebuscó muy bien y terminó redondeando un gran partido.

En las últimas guapeadas de Estudiantes, el matador pudo quedarse con los tres puntos, pero sin embargo, esta vez la fortuna estuvo de nuestro lado, y Comunicaciones conservó un empate que atesora porque lo deja con expectativas de ascenso. Objetivo cumplido para un campañón. Tercer reducido de la historia y la esperanza de ganar en Villa Crespo y obtener la ventaja deportiva. Como dijo Segura, permitido soñar. A partir de ahora todo lo que venga estará bien.

LA TRIBUNA
800 carteros se acercaron al Alfredo Ramos, con colorido habitual, y deliraron durante buena parte del encuentro a Excursionistas, descendido la fecha anterior. El gol fue gritado con muchísimo entusiasmo y se despidió al equipo con muchas muestras de agradecimiento. "Porque los jugadores me van a demostrar que salen a ganar, quieren salir campeón, que lo llevan adentro como lo llevo yo" fue la dedicatoria a un plantel con mucho sentido de pertenencia. 

UNO POR UNO
Giovini -2-
Silguero -5-
Cattáneo -6-
Banegas -6-
Corda -6-
Varela -5-
Estévez -8-
Melo -6-
Asprea -8-
Soria -5-
Zárate -4-
Vatter -5-
Salazar (-)

Cancha: Comunicaciones (Bien)
Juez: Vigliano (Muy mal)
Público: 850 aprox.
Incidencias: Expulsado Salazar (48`) por supuesto juego brusco.
Resultado moral: Comunicaciones 1 Estudiantes 0

martes, 25 de abril de 2017

UNOxUNO













Germán Yacaruso -6-
En un primer tiempo parejo, con llegadas de los dos equipos, fue clave para mantener en cero el arco. Muy seguro en el juego aéreo, preciso con los pies y decisivo en dos jugadas, defendiendo bien su portería. En el complemento vinieron los goles. En el primero, se ve sorprendido ante el fallo de Banegas y poco puede hacer ante un remate a quemarropa en el área chica. Poco que reprochar, lo mismo que en los otros dos goles, donde le definieron en solitario, pese a que su respuesta fue floja, lo cierto es que quedó expuesto mano a mano frente a los delanteros rivales. Fue también clave en algunas jugadas para que el resultado no haya sido aún más abultado. 


Hernán Ruquet -5-
Flojo partido, perdiendo el duelo contra Mbombaj por su sector y muy impreciso con la pelota. Poca participación en el circuito y flojo en la defensa, se fue reemplazado en el segundo tiempo cuando Orfila mandó todo el equipo al ataque. 



Agustín Cattáneo -6-
Buen partido en la defensa, firme y con pocos errores. Incluso en ofensiva, durante el segundo tiempo, la más clara del Cartero vino tras un desborde por derecha, donde terminó asistiendo a Zárate, quien no pudo definir.

Lucas Banegas -5-
Correcto primer tiempo, termino siendo lamentablemente decisivo al fallar en el cálculo del primer gol de UAI Urquiza. Único error en 90 minutos, pero que costó caro. Después, partido correcto del máximo ídolo de la historia del Club.

Darío Ramella -6-
De lo mejor en la defensa, muy atento en los cierres y preciso con la pelota para iniciar los ataques. En el segundo tiempo terminó jugando de stopper cuando Orfila armó línea de 3. Muy correcto partido.




Nicolás Varela -7-
De menor a mayor, Nico terminó siendo decisivo en el ataque cartero a base de su velocidad y buena pegada. Tuvo, incluso, algún remate en el segundo tiempo, cuando el encuentro todavía estaba 0 a 0. Sin embargo, como casi siempre, se fue reemplazado, para que ingrese en su lugar Tomás Asprea. De lo mejor en Comu, que por momento dependió para la generación de fútbol de sus volates extremos, Varela y Rose.














Nahuel Estévez -7-
Otro de muy buena actuación. En los primeros 45 minutos fue claramente el mejor de Comu, luego se fue desinflando y en el segundo tiempo se fue reemplazado. Clave en la generación de juego imponiendo su presencia en la mitad de cancha e incluso animándose a rematar de media distancia en los momentos en que a Comu le costaba el juego colectivo. Gran temporada del Alemán.

Rodrigo Melo -5-
Irregular desempeño del volante central de Comunicaciones. Pese a que fue de menor a mayor, tuvo momentos de total ausencia en el juego, no sólo no participando en el circuito futbolístico, sino totalmente alejado de la pelea en la mitad de cancha, regalándole a sus espaldas terreno para que los volantes ofensivos de Urquiza, sobre todo Suárez, ataquen directamente a la defensa.
















Martín Rose -7-
El mejor de Comunicaciones, el más desequilibrante. Sobre todo en la primera etapa. Luego todo el conjunto del Cartero disminuyó su nivel. Pero en los primeros 45 minutos fue central para el juego ofensivo de Comunicaciones desbordando por izquierda y asistiendo a sus compañeros, quienes no estuvieron finos en la definición. 

Federico Barrionuevo -5-
Si bien fue de menor a mayor, no pudo terminar redondeando un buen partido y terminó alternando buenas con malas, pases precisos con errores no forzados. Sin embargo, la más clara del Cartero llegó tras una asistencia suya, que Zárate no pudo definir. 

Maximiliano Zárate -4-
Muy poco del centrodelantero de Comunicaciones. En el primer tiempo, tuvo la más clara en sus pies, tras una asistencia de Barrionuevo y definió al bulto un mano a mano que podría haber cambiado la historia del partido. Muy desconectado de sus compañeros, no pudo conectar nunca los buenos envíos que desde la izquierda y derecha le llegaban de los pies de Rose y Varela. Muy poco del delantero. 

LOS CAMBIOS

En el segundo tiempo, ingresaron primero, Salazar y Asprea por Varela y Estévez. Extrañamente, salieron dos de los mejores, aunque claro, con la evidente intención del DT de renovar la mitad de cancha y agregar un delantero en su búsqueda del empate. Sin embargo, el conjunto cayó en un pozo deportivamente. Asprea no ingresó bien y Salazar, si bien intervino bien cuando le tocó, lo hizo muy poco. Ya con el resultado irremontable, ingresó Soria por Ruquet, poniendo Orfila toda la carne al asador. Tampoco dio resultados.