martes, 15 de noviembre de 2016

Contra 12 y los que pongan en frente

COMUNICACIONES 1 - DEFENSORES 0

Soia festeha el gol agónico para trepar a la punta

Comunicaciones ganó. Con justicia y por justicia. Hizo los méritos para quedarse con los tres puntos. Lo que la falta de profundidad le negaba, el árbitro se encargó de garantizarlo. No cobró un penal ckarísimo, y expulsó a Vivaldo. Pero sobre la hora, muy sobre la hora, a los 96 minutos cuando el final acechaba, apareció el mono Sorio para captar un rebote y con la técnica que lo caracteriza y la frialdad que se ameritaba, definió de vaselina para que festeje Agronomía.

A esta altura el Cartero es cosa seria. Contra Almirante dijimos que el oro y negro demostró buen fútbol sobreponiéndose a la adversidad de perder a dos de sus mejores jugadores. Especialmente, a Barrionuevo, creador del fútbol y además, muchas veces, definidor de jugadas. Pero pese a eso, rescató un buen punto en una cancha y contra un rival difícil. De local contra Defensores era momento de hacer valer ese empate. Y cumplió.

El local fue superior en todo el partido, salvo un bache futbolístico en la segunda mitad del primer tiempo, donde el encuentro cayó en una meseta donde ambos contrincantes disputaron la pelota en el medio sin más aproximaciones. El Cartero arrancó con todo, y tuvo dos desbordes que pudieron terminar en gol, pero no encontraron destinatario en el área.

Sin embargo, lo mejor vino en el segundo tiempo. El equipo de Vivaldo pareció decidido a conquistar la punta y arrinconó a un Defensores que se conformó con el punto y esperó a ver qué podía encontrar de contragolpe. Apenas arrancó el complento, lo tuvo primero Zárate y Asprea en el rebote de chilena. La más clara, Estévez de cabeza. Pero sin embargo, pese a dominar ampliamente y someter a su rival, sin Barrionuevo se le hacía costa arriba muchas veces el encuentro, al buscar más profundidad. Hasta que Tonarelli bajó bien una pelota en el área, enganchó hacia afuera, y lo bajaron. Penal clarísimo. En la cancha, en la tele, donde quieran. Para todos menos para el árbitro.

A partir de ahí la cancha y la tribuna fueron un hervidero. Los jugadores de Comu se pusieron muy protestones -y con razón- ante un árbitro que por jugadas similares no cobraba igual. El ejemplo, es la amarilla a Banegas, que llega por pegarle a la pelota una vez detenido el juego, algo que no juzgó de la misma manera Gimenez cuando el que lo hizo fue un jugador del rojo y negro.

6 minutos adicionó el juez. Fundamentalmente por la demora en la expulsión de Vivaldo. Y cuando el partido parecía que se moría en empate, le queda un rebote a Ruquet, que le pega mal, pero sin embargo le sale un pase. Pase para que Soria quede mano a mano frente a Anconetani, y defina con una frialdad digna de un jugador de jerarquía y defina de vaselina.

Soria no sólo marcó el gol de la victoria sino que fue la figura del partido. No sólo jugando de doble cinco y ayudando a Melo, sino sobre todo disfrazándose de Barrionuevo a la hora de generar el juego.

Comu ganó y recuperó la punta hasta que juegue Atlanta. Está claro que este nivel ya de por si es histórico, y cada fecha que pasa el hincha se ilusiona más. Se puede Cartero. Hay material para dar pelea.

LA TRIBUNA

Entre popu y platea, unos 1000. Algo inferior el público a la convocatoria frente a San Telmo, pero buen marco en general. 5 tirantes, dos cruzados y alambrado completo le dieron un buen colorido a la tribuna. Se escucharon cantos contra el rival de turno, y fundamentalmente como siempre, contra Lamadrid y Excursionistas. Después del penal no cobrado, la gente estalló por la acumulación de fallos en contra y se dedicó a protestar mucho. El gol de Soria a los 96 probablemente haya sido el gol más gritado en muchos años en Agronomía. Mucho desahogo y fiesta en el final.

UNO X UNO

Giovini -6-
Ruquet -6-
Cattáneo -6-
Banegas -6-
Gay -4-
Melo -7-
Soria -8-
Estévez-7-
Vatter -5-
Asprea -6,5-
Zárate -5-

Cancha: Comunicaciones - muy bien-
Juez: Giménez -mal-
Público: 1000 aprox
Figura: Soria
Resultado moral: Comunicaciones 1 Defensores 0

domingo, 6 de noviembre de 2016

No pudo por Migliore

Almirante 0 - Comunicaciones 0

La foto pertenece a los colegas de Gigante del Oeste. http://giganteoeste.blogspot.com.ar/

Comu realizó un buen partido. En varios sentidos. Logró imponerse de visitante, ante un grande de la categoría, pudo sobreponerse a la ausencia de dos de sus mejores jugadores, Barrionuevo y Cattáneo, y supo reorganizarse tras un mal arranque. Pero pese a generar varias situaciones, falló en la puntería, o mejor, no pudo vencer nunca a un Migliore que se convirtió en la figura del partido.

El gran desafío de Comunicaciones era sobreponerse a la derrota con San Telmo, por la expectativa que había generado el partido, lo polémico que resultó, y el resultado adverso, además de las mencionadas ausencias. Y así fue, el Cartero fue a Casanova a jugar un partido difícil y como siempre en el torneo, salió a buscar ser protagonista. Nada de especular. Y como en casi todo el torneo, fue superior a su rival. Por lo menos después de los 20 minutos del primer tiempo. El arranque fue errático. Y en gran medida se debió a lo que quizás haya sido un planteo errático de Vivaldo. Salió a jugar con una especie de 4-3-3 con un mediocampo en el que Melo se ubicaba como vértice de un triángulo que tenía como extremos superiores a Vatter y Soria, quienes debieran encargarse de la generación. Arriba, Salazar por derecha, Asprea por izquierda y Zárate de delantero. El problema fue que el Cartero no pudo hacerse del balón, y Almirante entendió las falencias del rival y atacó por los costados, sobre todo por la derecha de la visita, donde Salazar no bajaba y el Titi Nuñez encaraba siempre mano a mano a Ruquet. 

Así, por su ataque izquierdo, Almirante le armó lindos despelotes al Cartero, que parecía al borde del knock out, hasta que Vivaldo, rápido de reflejos, se dio cuenta que lo planeado no había salido y mandó a Asprea a jugar como volante derecho, armando un 4-4-2 y tapando bien los espacios. A partir de ahí, la visita fue creciendo gradualmente. Hasta que logró su primer llegada de peligro, sobre el cierre del primer tiempo. Tras una buena jugada colectiva, Salazar asistió muy bien a Zárate que la cruzó de zurda pero se encontró con Migliore que la desvió apenas para que la pelota se vaya con suspenso al córner.

En la segunda etapa, Vivaldo volvería a meter mano tácticamente. Esta vez, manteniendo el esquema, 4-4-2, pero intercambiando las Asprea y Vatter. Finalmente, el ingreso de Varela le cambió la cara al equipo. El rápido jugador ingresó por Asprea y Comu aprovechó su buena pegada para lastimar de pelota parada, un punto fuerte del equipo que por la ausencia de Barrionuevo hasta ese momento estaba vacante. Primero fue Nasif, que cabeceó cruzado para que otra vez Migliore, la figura, se luzca con un manotazo en el segundo palo. El rebote le quedó a Banegas, que increíblemente con el arco sólo erró. Luego, otra vez con un centro desde la derecha, Comu pudo tener su gol, con un cabezazo de Zárate, que volvió a tapar el 1. Después, Varela tuvo dos. La primera, encarando por izquierda, y tras dejar dos jugadores en el camino, muy pegado a la línea y con poco ángulo decide patear al primer palo tras amagar a dar el pase al medio. Pegó en la red. Y sobre el final, apareció por derecha, aprovechando la expulsión de Talín instantes antes y sacó un remate cruzado para que vuele Migliore y cierre un partido fenomenal. El 1 atajó hasta las que no valían, cuando en el primer tiempo le sacó un cabezazo en el área chica a Salazar con unos reflejos fenomenales. 

Migliore impidiendo el gol de Nasif. Foto de Prensa Almirante Brown

Aunque pueda sonar a excusa, Comu no ganó por Migliore. Fue la clara figura de la tarde al sacar al menos 4 pelotas clara de gol. Uno quiere ganar siempre. Sobre todo cuando se ilusiona con la punta y no quiere que se le escape. Pero lo cierto es que lo importante es el rendimiento, que es lo que a la larga te da resultados, sobre todo en un torneo tan largo. Los de Vivaldo supieron demostrar que después del duro golpe con San Telmo el equipo seguía en la misma sintonía. Y lo logró. No pudo quedarse con los tres puntos porque en frente tuvo un arquero que sacó todo lo que tiraron. Pero fue superior y mereció ganar, aún sin dos de sus mejores figuras y de visitante.

Desde Fiel a Comu, nos fuimos muy conformes de Casanova. Aunque el empate pueda tener sabor a poco por la cantidad de situaciones creadas, entendemos que faltó suerte, pero que jugando así son más los partidos que se van a ganar que los que se van a perder. Para qué está este equipo se sabrá a mediados de 2017. Mientras, a ser pacientes y no perder la cabeza.

LA TRIBUNA


Gran marco en Casanova pese a la temporada irregular. 3500 en la cabecera donde va gran parte del público, 400 en la que da a la Ruta 3, donde se ubica la fracción de "los dengues" y menos de 1000 en platea que redondearon un gran marco. Desde temprano, las dos cabeceras se vieron colmadas de banderas de alambrado. En la principal, los trapos prácticamente cubrían todo el alambrado, incluso hacia arriba. Ambas facciones ingresaron junto con el comienzo del partido y le brindaron colorido con varios tirantes en las dos tribunas y en la de los dengues, con varias banderas de palo. Cantaron cosas distintas durante todo el partido, pero en general, con referencias a Laferrere, Morón y Chicago. En el segundo tiempo, se hizo sentir la impaciencia, sobre todo cuando Comu arrinconó, al grito de "movete Almirante movete". De todas formas, el aliento fue incesante, incluso durante el entretiempo. Una vez terminado el encuentro, de tribuna a tribuna iniciaron un "duelo de trompetas". Como dato de color, en la tribuna de los dengues, las banderas de alambrado no se ubicaron mirando a la cancha como se hace habitualmente sino hacia la tribuna. Esa particular disposición se debió a que se cumplían dos años de que se formó la facción, día que tuvo como "bautismo" un tiroteo en el que cayó muerto un miembro de los dengues en el combate con la otra parte de la hinchada mirasol.

GIOVINI -6-
Impreciso con los pies e indeciso para salir como suele suceder, pero firme bajo los tres palos, impidiendo que Carruaga convirtiera.

RUQUET -5-
Arrancó mal, siendo constantemente desbordado por Titi Nuñez. Sin dudas, esto se debió en gran parte a que quedó siempre mano a mano por ser el único jugador que se ubicaba por derecha. Con el cambio de esquema, levantó y mostró la firmeza que lo caracteriza.

NASIF -6-
De menor a mayor, quizás porque le falte minutos. Algo errático en el principio, en el segundo tiempo mejoró, resolvió bien varias abajo y casi convierte de cabeza.

BANEGAS -5-
El Capitán mejoró su nivel con respecto a partidos anteriores, especialmente en el juego aéreo y cortando los intentos de pase bombeados a sus espaldas. Sin embargo, se erró un gol increíble abajo del arco que pudo haberle dado el triunfo al Cartero.

RAMELLA -6,5-
Impecable nivel de Darío en lo que va del torneo. Marca férrea y proyección correcta, mostrándose siempre como opción de pase. Salió lesionado tras un choque en mitad de cancha. La molestia era en la rodilla, esperemos que no sea nada grave.

MELO -6,5-
Otro pibe que no se puede creer lo que juega. Surgido de las inferiores del club, no deja de sorprender por la personalidad, la marca, el juego y la inteligencia. Gran partido en Casanova.

VATTER -6-
Un extraño papel de Javi en el que se lo vio más firme en la marca que en la generación de juego, donde estuvo bastante errático. Redondeó un partido correcto.

SORIA -7-
Fue de menor a mayor y terminó siendo uno de los mejores de Comunicaciones. Muy inteligente para jugar, con mucha técnica, fue el que se encargó de conducir al equipo ante la falta de Barrionuevo, y lo hizo muy bien.

ASPREA -6-
De arranques espasmódicos en varias jugadas logró desequilibrar con su velocidad y gambeta. Pero también por momentos le costó meterse en el partido, cuando no se engolosinó con la pelota de más. Redondeó un partido correcto.

SALAZAR -5-
Jugar como extremo por derecha no lo favoreció demasiado, pese a que demostró una vez más su predisposición al sacrificio. Mejoró mucho cuando jugó por el medio y en algunos momentos se entendió bien con Zárate, en lo que puede ser una buena dupla delantera. Se asoció bien con el cordobés asistiendolo sobre el final del primer tiempo, para dejarlo sólo, mano a mano con Migliore. En el Segundo Tiempo salió sin lograr tener aunque sea una.

ZÁRATE -6-
Rápido, potente, buena técnica. Volvió tras varias semanas después de un desgarro y mostró las mismas aptitudes que había mostrado las primeras fechas. Aunque también la dificultad para definir. Pese a eso, redondeó un buen partido, sobre todo, por la facilidad que tiene para generarse espacios y tener situaciones de gol.

INGRESARON

Varela (7), Estévez (-) y el debutante Maximiliano Gay (-)

Estadio: Almirante Brown -regular-
Juez: Possi -bien-
Público: 5000 aprox.
Figura: Migliore
Resultado moral: Almirante 0 - Comunicaciones 1
Incidencias: A los 90 minutos salió expulsado por doble amarilla Talín en Almirante Brown.
Dato: Debutó con la camiseta de Comunicaciones Maximiliano Gay.

* Especial agradecimiento al Departamento de Prensa de Almirante Brown por la buena hospitalidad.

miércoles, 26 de octubre de 2016

La última vez que Comunicaciones fue puntero de la B

Archivo Prieto

 Para mensurar de la mejor manera lo que pasa por el corazón de los hinchas del Cartero, no está de más echar mano a la historia para saber cuándo fue la última vez que el hincha de Comunicaciones vivió algo similar. ¿Cuándo fue la última vez que el oro y negro estuvo puntero? Acá te lo contamos.

Hace un par de partidos, desde Fiel a Comu escribimos que el arranque ya era histórico, porque desde que regresamos a la Primera B en 2005, hace ya 11 años, nunca habíamos tenido un inicio de campeonato tan alentador. Es decir, el equipo de Agronomía nunca había estado puntero en más de una década en la divisional.

Ya de por sí, el hecho de estar primero, es un gran mérito. Lo más cercano, fue en 2012, cuando también el Director Técnico era Jorge Vivaldo, y el equipo con un gran arranque logró colocarse en segunda posición en la fecha 5, a 2 puntos de Villa Dálmine. Pero claro, iban sólo 5 fechas, la mitad que ahora, y no se había logrado encabezar la tabla.

Para eso, hay que remontarse a 1970. Sí, ¡46 años atrás!, casi medio siglo. Exactamente, 16.893 días. En ese entonces, Comunicaciones era un club nuevo para el fútbol argentino. Hace apenas 10 años se había afiliado a la AFA y era un nobel equipo en la Primera B, en ese entonces, segunda división. Como dato de color, podemos señalar que el Cartero venía de ser tricampeón de la Primera C y era un equipo sensación del ascenso. Tres veces tuvo que salir campeón, para que la dirigencia de ese entonces, que no quería que el club se convirtiera en profesional, cambiara los estatutos y permitiera que Comu subiera.

La foto pertenece a Archivo Prieto, a quien le agradecemos la gentileza.

16 equipos conformaban la Primera B de ese año. Después de un arranque malo, en el que el Cartero empató con Arsenal y cayó con Morón, se vino una racha que lo colocaría puntero luego de vencer a Nueva Chicago, All Boys, el clásico con Excursionistas, Temperley y Tigre. Finalmente, en la octava fecha, y tras el triunfo frente a San Telmo en cancha de Atlanta, con goles de Luna y Dedovich, Comunicaciones alcanzó la punta del certamen, compartiéndola con el Deportivo Morón. 

Comunicaciones: Lisas; González, Felder, Codina y Luna; Dedovich, Janín y Ruíz; Herrera, Pezzi y Fumagalli. DT: Federico PizarroSan Telmo: Bottálico; Donato (Torres), Larrea, Méndez y Rodríguez; Corbatta, Botejara y Miguelez; Pandolfi, Czentoricky y Reynoso (F. Anseán). DT: Alberto Rastelli

Goles PT: 22' Botejara (ST), 24' Luna de penal (C)

Goles ST: 13' Dedovich (C)
Cancha: Atlanta

Juez: Roberto Barreiro
Recaudación: $ 5.380

Una fecha después, Comu visitó Caballito para enfrentar a Ferro (quien finalmente ascendería). y tras arrancar perdiendo 3 a 0, logró empatar en un partido que sería la mejor recaudación de la fecha por la buena concurrencia de las dos hinchadas, de dos clubes que por la época, eran modelos institucionales. Pese a la hazaña, el Cartero perdería la punta por el triunfo del Gallito frente a Chicago. 

Enfrentamiento entre las hinchadas de Comunicaciones y Ferro tras el empate 3 a 3 en 1970.

El Cartero volvería alcanzar al Gallo en la fecha 12, tras vencer a Defensores y Morón empatar con Temperley. Finalmente, en la última fecha de la primera rueda, tras vencer a Español y Morón empatar con Ferro, Comunicaciones finalizaría las primeras 15 fechas único puntero, con 22 puntos, uno por encima de Morón, producto de 8 victorias, 6 empates y sólo una derrota. Recordemos que en esa época, los triunfos valían sólo 2 puntos. 

Pero el buen andar no se repetiría en la segunda ronda. En la Fecha 17 Morón vencería a Comunicaciones para recuperar la punta, y el Cartero no volvería nunca más a los más alto. Tuvo que esperar casi medio siglo el equipo de Agronomía para volver a ese lugar del que lo sacó el gallito, un 27 de Julio de 1970. 

En esta segunda parte de la Temporada 1970 de la Primera B, Comunicaciones se caería, alejándose del sueño de ascender a Primera División, ya que sólo ganó en 3 ocasiones. Producto de este mal andar, no lograría ni siquiera clasificar al reclasificatorio, al que entraban del primero al octavo.

Cuenta la leyenda, que la misma dirigencia no quiso que el Club se convirtiera en un equipo de fútbol, privilegiando el club social que hasta ese momento, era un modelo a nivel nacional. 

domingo, 23 de octubre de 2016

COMUNICACIONES 1 - FÉNIX 0

Ruquet festeja su segundo gol en Comunicaciones. Esta vez, para darle el triunfo al Cartero en un partido muy cerrado.

El Cartero, que venía sorprendiendo por los resultados pero también por el rendimiento, no pudo esta vez emular el buen fútbol que viene desplegando. Sin embargo, cuando en otras ocasiones, situaciones similares como las que se dieron en el partido con Fénix terminaban en empate o derrota, Comu supo ganar un partido cerradísimo, donde los rendimientos individuales estuvieron por debajo de sus posibilidades. Ganar cuando no se puede jugar bien, es demostración de personalidad. Debiera ser una señal de alarma, pero la realidad es que pese a que no se logró generar las situaciones que acostumbra a generar este plantel, se mantuvieron otras fortalezas: el arco en cero, y apareció la pegada magistral de Barrionuevo para desnivelar, y poner un centro en la cabeza de Ruquet, que cabeceó a falta de 8 minutos del final ante la mala salida de Francese.

El primer tiempo fue muy pálido. El mediocampo de Comu, totalmente impreciso, no pudo hacerse del balón y generar circuitos de juego para asistir a un Salazar muy voluntarioso, pero que por la falta de fútbol se vio obligado a bajar a buscar la pelota, rol que no lo favoreció demasiado. Así, Fénix jugó el partido que quería. El águila, pese a estar último, venía de sacarle un punto a Atlanta y ahora de visitante esperaba lograr algo similar frente a otro de los equipos que pelea arriba. Bien plantado en la mitad, buscó molestar lo máximo que podía, y descargar toda posibilidad de ataque en su enganche, el habilidoso Brian Miranda. Fue gracias al 10 de la visita, que los espectadores vieron la única llegada al arco de toda la primer etapa. El volante agarró la pelota en mitad de cancha, y de tres dedos, metió un lindo pelotazo para Giménez, que definió al primer palo, donde se encontraba bien parado Giovini, que resolvió en dos tiempos.

Además de eso, poquito y nada. La segunda etapa, sin embargo, fue otra cosa. Quizás porque la visita se conformó demasiado con el empate, o sintió el desgaste de haber jugado el martes ante el líder Atlanta, o porque Vivaldo dio las indicaciones justas en el vestuario. Lo cierto es que Comu levantó el nivel, mostró algunas pasajes de buen fútbol y de a poco fue arrinconando al rival. Además, los cambios que metió el Flaco, le cambiaron la cara al equipo. El monito Soria, que se había quedado en el banco por una molestia, y para cuidarlo de cara al partido del martes, ingresó y manejó los hilos del equipo, que además contó con un muy activo y veloz Asprea y Tonarelli, que entró por Salazar y complicó mucho a la defensa. Tanto, que a los 80 minutos, recibió la pelota de espaldas al arco, gambeteó uno, y cuando quiso dejar el segundo en el camino, fue derribado. Un tiro libre así, a 30 metros del arco, era una oportunidad inmejorable para el Cartero, que no encontraba en el rendimiento colectivo las armas necesarias para lastimar, pero que cuenta siempre con la pegada de Barrionuevo, que puede no tener su mejor partido ni jugar en el nivel que suele hacerlo, pero en cualquier pelota parada puede generar problemas. Y así fue, Buen centro para que Ruquet defina.

Comu se puso 1 a 0 porque pese a no tener un buen nivel supo no desesperarse ni desorganizarse, mantener su fortaleza que es también la solidez defensiva (es el equipo con menos goles en contra de todo el torneo, apenas 4) y vacunar en el momento preciso. Pareciera ser un equipo que entiende que en esta B Metropolitana, sumar vale siempre, y que cuando no se puede ganar, empatar también es positivo. Así, cuando no le sale jugar bien al fútbol, cuida su arco, y utiliza todas las armas que tiene a su disposición. Esta vez fue la pelota parada. 

9 fechas se disputaron ya, lo que equivale a un 25% de todo el torneo. Un torneo largo donde todavía falta mucho para decir para qué está el Cartero. Pero también se disputó ya buena parte del certamen, y ya son 6 los partidos invictos de un equipo que, además, todavía no perdió de local, es el conjunto con mejor diferencia de gol, el que menos recibio, y está en el podio de los que más anotó. Además, el buen presente, nos dice que en los promedios, hoy Comunicaciones respira tranquilo. Con el último triunfo, ya se coloca el oro y negro en la posición 10º para el descenso y le sacó 12 puntos a San Carlos, apenas por arriba de Excursionistas, quien hoy descendería a la Primera C. 

Ahora se viene Platense. Un rival que le sacó un punto a Atlanta de visitante, pero con un nivel muy flojo, que pone en la cuerda floja a su DT. Pero por eso mismo lo convierte en un rival peligroso. No sólo por la necesidad de ganar de local, sino también por lo adverso que históricamente le esa cancha al Cartero, dónde sólo venció una sola vez en la historia al marrón. 

LA TRIBUNA
Entre popular y platea, 1000 carteros con mucho colorido, 5 tirantes, 2 cruzados y un alambrado completo. La hinchada entró a los 15 del primer tiempo y alentó hasta el final. Sobre el final sonó fuerte el canto nuevo, al ritmo de Callejeros, "por el amor de su gente Comu no se vendió". Se despidió con aplausos y al grito de "los jugadores me van a demostrar, que salen a ganar, quieren salir campeón, que lo llevan adentro, como lo llevo yo". 

GIOVINI -6-
RUQUET -7-
BANEGAS -6-
CATTÁNEO -6-
RAMELLA -6-
MELO -5-
ESTÉVEZ -5-
VATTER -5- (ASPREA -6-)
BARRIONUEVO -6-
VARELA -5- (SORIA -6-)
SALAZAR -5- (TONARELLI -6-)

Cancha: Comunicaciones -muy buena-
Juez: López Aldazabal -regular-
Público: 1000 aprox.
Resultado moral: Comunicaciones 0 - Fénix 0.

miércoles, 19 de octubre de 2016

A UN GOL (ANULADO) DE LA PUNTA

BARRACAS CENTRAL 0 - COMUNICACIONES 0

Javier Vatter claramente habilitado antes de definir frente a Elías Gómez
Uno no puede reducir a las decisiones de los árbitros los resultados adversos ni trasladar las falencias propias a los errores ajenos. Pero en un partido cerrado y parejo, decisiones como éstas, en las que claramente se ve perjudicado un equipo, los arbitrajes son decisivos en el resultado final. Y hoy le tocó a Comunicaciones. Barrasco, línea responsable de anular esta jugada, y que un minuto antes también había cobrado mal un off side de Salazar, fue el jugador más determinante de la cancha. Quizás no tenga la culpa de que Tonarelli no haya podido definir, que Cattáneo no haya rematado bien en el PT, o que Elías Gómez le haya atajado bárbaro el mano a mano a Estévez. Pero lo cierto es que en un partido donde debido a las condiciones de la cancha -dimensiones reducidas y mucha agua- Comu no pudo desplegar totalmente su juego, pese a ser levemente superior y mostrar buenos pasajes de su rendimiento habitual, en la que se pudo convertir, un elemento externo lo impidió.

Y no sólo impidió el gol. Impidió el triunfo y, una vez consumada la fecha, que el Cartero alcanzara la punta tras el empate del Bohemio frente a Fénix, próximo rival de Comunicaciones, este sábado a las 15:30 hs. 

Más allá del enojo, queda claro que hubo otros factores que atentaron contra el triunfo oro y negro. Principalmente, y aunque suene a excusa, la cancha no fue favorable. Si bien se encontraba en muy buenas condiciones, totalmente aptas para jugar al fútbol, por la cantidad de agua caída, el pasto se encontraba muy mojado y la pelota muy pesada. Sumado ésto a las dimensiones reducidas del mítico Olavarría y Luna, el equipo de Vivaldo se vio limitado en su desempeño. Porque además, el rival juega, y en frente está Barracas Central, que si ganaba se prendía arriba y que contaba con jugadores como César Carranza, Juan Martín, Víctor Gómez, Batallini, Ferragut (banco). 

El camionero supo generarle problemas a la visita. Sobre todo en los primeros 25 minutos, donde el local fue superior y pudo anotar en dos ocasiones. Apenas arrancado, Víctor Gómez encaró sólo a Giovini, y mano a mano no pudo definir, y mando la pelota arriba del travesaño. Unos minutos después, tras una buena jugada por izquierda, fueron acercando de manera colectiva la pelota al área, hasta que le quedó a Martín que de espaldas giró y definió, pero la pelota se fue apenas ancha. Después de eso, y tras un arranque complicado, Comu equilibró la balanza e igualó los tramites del partido. Sin embargo, pese a algunos momentos en que logró bajar la pelota y jugar, pudo generar pocas situaciones. De hecho, sólo una. Javier Vatter, por izquierda, gambeteó bien para asistir a Cattáneo, que definió al primer palo, pero la pelota se fue al córner, apenas desvíada por un jugador del rival.

En la segunda etapa Comu pudo imponerse y fue superior. Pese a lo mencionado sobre la cancha, por momentos trató de jugar a la pelota y siempre que pudo lo hizo. Así, surgieron las mejores situaciones de la visita en el partido. Tonarelli tuvo una, en la que se fue por izquierda y definió cruzado de zurda, pero la pelota salió mansita y no tuvo problemas Elías Gómez en tomar la pelota. Antes Comu había tenido su gol. Gran pase de Barrionuevo para Tonarelli, que asiste a Estévez, pero el Alemán que entró sólo al área, decidió definir fuerte al primer palo, y el 1 de Barracas tapó con los pies en la que fue la más clara del oro y negro en el segundo tiempo. La más clara, obviamente, sin contar el gol anulado a Vatter y el mano a mano mal anulado a Salazar. 

Lo cierto es que pese a la cancha, el arbitraje, y el duro rival de visitante, el Cartero volvió a demostrar que está para grandes cosas. Solidez defensiva, buen juego cuando se puede, orden aguerrido cuando no, y mucho pragmatismo para adaptarse a las situaciones del partido. Esta vez, no se pudo, pero en un torneo sin grandes equipos, muy irregular, aprender a empatar es muy válido, sobre todo en canchas que históricamente nos son adversas. Los de Vivaldo parecen encaminados a cumplir el objetivo de evitar el descenso, engrosar el promedio para que no sea un problema el torneo que viene y en ese camino, lograr meterse en el pelotón de arriba para clasificar al reducido y quien te dice, dar la sorpresa en la pelea. 

LA TRIBUNA
A este medio le había tocado siempre cubrir partidos en Olavarría y Luna días de semana. Claramente, este motivo siempre afectó a la convocatoria del barranqueño, con lo cual acudimos al estadio con la expectativa de ver una buena presencia de público por parte del equipo de Barracas. Sin embargo, pese a que ya unas horas antes había parado la lluvia y para el comienzo del partido había un sol radiante, la cantidad de gente fue muy pobre, incluso peor que los días laborales. Quizás el motivo deba buscarse en que a la misma hora jugaba Huracán, factor que pudo jugarle negativamente al camionero. Lo cierto es que apenas 50 personas en la popular y unas 50 más en las generales que están al costado de la platea, donde habría unas 150 más. Es decir, 250 en todo el Estado.

La barra colocó los tirantes y los trapos temprano y alentaron desde el principio. Había tres banderas con consignas como "Zavaleta", "Villa 21", y tres tirantes. La hinchada cantó sólo el primer tiempo, sobre todo con alusión a rivales como Excursio, Liniers y San Telmo. En la segunda etapa no alentaron, y sólo se escucharon los insultos a los jugadores de Comunicaciones y algun grito aislado al árbitro. 

GIOVINI -6-
RUQUET -5-
CATTÁNEO -6-
BANEGAS -6-
RAMELLA -6-
SORIA -6-
MELO -6-
ESTEVES -6-
BARRIONUEVO -7- (Asprea)
VATTER -6- (Varela)
SALAZAR -5- (Tonarelli)

Cancha: Barracas -muy bien-
Árbitro: Yamil Possi
Público: 250 aprox.
Resultado moral: Barracas 0 - Comunicaciones 1

miércoles, 12 de octubre de 2016

UN ARRANQUE QUE YA ES HISTÓRICO

COMUNICACIONES 4 - UAI URQUIZA 1

Polaco siempre presente en el corazón de Agronomía

Desde que Comunicaciones ascendió a la Primera B Metropolitana, jamás tuvo un arranque tan efectivo. 14 puntos en 7 fechas es algo que el Cartero no logró nunca desde que ascendió a la categoría, hace más de una década, a mediados del 2015. Los inicios de torneo donde mejor le había ido a Comu fueron en la temporada 2007/2008 y en la 2012/2013, dónde el Cartero cosechó 11 y 12 puntos respectivamente. En la primera de esas dos, con un Vildozo excepcional, el equipo que dirigía Eduardo Pizzo consiguió la histórica clasificación al reducido. Es más, el equipo de Agronomía no tuvo un arranque tan bueno, ni siquiera en el Clausura 2015, cuando se coronó campeón. En aquella ocasión, en igual cantidad de fechas disputadas, se lograron 13 puntos. 

Pero el alto nivel no es sólo cuantitativo, sino cualitativo. Comu juega un fútbol que poco se ve en la categoría; vistoso, ofensivo, con buen trato de pelota, y muchos jugadores que llegan al área rival. Ojo, también muestra solidez defensiva. Ésto llevó a que el equipo de Vivaldo sea el equipo con mejor diferencia de gol en la categoría, +9, superando al líder Atlanta, que tiene +8. Esto producto de ser el segundo equipo con menos goles recibidos (en 7 fechas, el Cartero sólo recibió 4 goles. El único que lo supera es Defensores, con 3 goles en contra, aunque el dragón convirtió sólo en 5 oportunidades) y el segundo con más goles a favor (13 gritos en el torneo, sólo superado por los 16 de Atlanta, que tiene 8 goles en contra). 

El sorprendente Comunicaciones recibió a la UAI Urquiza, un equipo siempre duro, que cuenta con jugadores de la jerarquía de Yassogna, Facundo Diz, Isaac Suárez, entre otros, y no defraudó. Desde el arranque fue una topadora que se llevó puesta a la visita, tuvo una posesión del balón del 61% (según el facebook de UAI Urquiza) y triunfó 4 a 1. Entre los dos equipos, había sólo un punto de diferencia en la tabla. Ambos estaban a la expectativa de poder sumar para prenderse al pelotón de arriba. Pero en el Alfredo Ramos la diferencia fue notoria. Comu aplastó a su rival desde el inicio. Cuando sólo se jugaban 2 minutos del partido, Hernán Ruquet colocó un buen centro para Maxi Zárate, que le dio como venía y, aunque le pegó mordida, la pelota se fue rozando el palo. Luego, un centro horizontal desde la izquierda, casi termina en gol en contra, obligando a Pietrobono a enviar la pelota al córner.

De ese mismo tiro de esquina, a los 7 minutos vino el primer gol. Buena ejecución de Barrionuevo, que encontró a Cattáneo sólo y el central definió de volea, para meter la pelota junto al palo, dónde nada pudo hacer el arquero del furgón. Depués del gol, Comu sacó el pie del acelerador, y el partido entró en una meseta. Pero se ve que sobre el final, el equipo de Vivaldo quiso irse tranquilo al vestuario, porque arremetió contra el arco rival. Tras un corner, a los 40 minutos, le queda la pelota en el borde del área a Banegas, que pared mediante con Estévez, asiste a Salazar, que había entrado por un Zárate lesionado, convierta el gol con el arco a su disposición. Luego, el ex Almirante tuvo otra, tras un pase largo, a las espaldas del marcador central, queda sólo frente al arquero: en lugar de picarla opta por definir fuerte al primer palo, pero la pelota se va ancha.

Comu se fue al descanso con la sensación de que podía liquidarlo cuando quisiera, contra un rival cacheteado que no demostraba reacción. Además, el cartero supo golpear en los momentos claves. Al inicio del primer tiempo, y también del segundo. Apenas 2 minutos iban del complemento, cuando pelota hermosa de Estévez, esas largas en emboquillada a las espaldas de los zagueros que tanto le gusta meter, lo enconró al monito Soria, que tocó al medio para que Salazar nuevamente con el arco a su disposición la empujara. Sin embargo, la UAI reaccionó. Tras una buena jugada por izquierda, entre Mbombaj, Isaac Suárez y Montenegro, el zaguero del cartero, el histórico Lucas Banegas, convirtió en su propia meta, al querer dominar el balón. Pero le duró poco la esperanza al equipo de Villa Lynch. Apenas 5 minutos después del descuento, el Cartero contó con un tiro libre para Barrionuevo y tras una sucesión de rebotes (en la barrera primero, luego en Ruquet, luego atajada de Pietrobono a Estévez) el lateral de Comu, que se encontraba en el área, Hernán Ruquet, pudo empujarla y convertir su primer gol con esta camiseta.

Después, con el partido ya liquidado. Ambos contaron con situaciones. UAI pudo haber descontado, pero Yassogna definió cruzado y la pelota se fue cerca. También pudo convertir Rodríguez, pero lo erró en el segundo palo. Sobre el final, Cattáneo pudo extender la diferencia, tras una buena jugada individual del monito Soria, que lo asistió y lo dejó sólo, pero el pelado, que tenía opción de pase, decidió definir por arriba del arquero, y la pelota se fue rozando el palo.

Resultado justo y victoria contundente para un Comunicaciones que esperanza. Por resultados y rendimiento. Todos sabemos muy bien que el objetivo es engrosar el promedio. Hoy con el arranque histórico, el Cartero se ubica 12 en los promedios, pero sigue a 11 puntos del descenso, que es una cifra que bajo ningún punto de vista es irreversible. Tendrán jugadores y cuerpo técnico que seguir trabajando para cumplir el objetivo de mantener oro y negro en la B. Pero sumando para una tabla se suma en la otra, y como quien no quiere la cosa, hoy estamos peleando el torneo. Puede ser quizás, una racha. Pero creemos que si nada extraño sucede, hay material para pensar en grande y hacer un buen papel en esta edición de la Primera B Metropolitana. ¿Cómo no ilusionarse?

LA TRIBUNA

Entre popular y platea, algo más de 1000 carteros se acercaron al Alfredo Ramos en la tarde soleada del domingo para ver triunfar a su equipo. Desde temprano, ya estaban colgados los 6 tirantes con dos cruzados encima, uno amarillo y negro y otro de Argentina. Además, se cubrió todo el alambrado de banderas. La hinchada, hizo su ingreso luego del primer gol y alentó todo el partido, al ritmo de canciones tradicionales, que fueron desde las históricas "La Agrono es un paraíso para mi locura" o "Salgo a caminar por la Agronomía" hasta la nueva al ritmo de Callejeros "gracias al amor de su gente Comu no se vendió". Despedida con aplausos para el equipo y también para el Negro Banegas, que convirtió un gol en contra.

GIOVINI -6-
RUQUET -6-
CATTÁNEO -8-
BANEGAS -5-
RAMELLA -6-
MELO -7- (NASIF -5-)
SORIA -7-
ESTÉVEZ -7- (VARELA -6-)
BARRIONUEVO -7-
VATTER -7-
ZÁRATE -S/C- (SALAZAR -8-)

Estadio: Alfredo Ramos -bien-
Juez: Yael Pérez -bien-
Público: 1100 aprox.
Resultado moral: Comunicaciones 4 - UAI 1


domingo, 25 de septiembre de 2016

CAMBIAMOS

                                         FOTO: De Comu Soy

Los primeros minutos lo tuvieron a Comu como dominador y repitiendo la actuación de los últimos partidos. Movilidad, rotaciones, toque y buen juego asociado fueron las claves que le permitieron al Cartero mantener la pelota y manejar los tiempos del partido. Sin embargo, no todo era color de rosa, ya desde el comienzo del partido, con la ausencia de Varela entre los once, se notaba la falta de profundidad del equipo, que aunque con buen criterio manejaba la pelota, no llegaba a concretar con situaciones de riesgo. Español no tardó en cortar con el circuito de juego que propone el Cartero. Neutralizó la mitad de cancha y le robó la pelota al equipo de Vivaldo, que se lo notó incomodo por todo el resto de la primera etapa. Fue un primer tiempo discreto, seguramente el 0 a 0 era lo más justo con el desarrollo del partido, pero una jugada individual y una floja respuesta de Giovini, le dió la ventaja parcial a la visita.

Los comentarios en la Tribuna tenían como protagonista a Varela. Jugador que venia siendo clave y factor fundamental en el equipo, el único con un poco de desequilibrio individual. Juzgar al técnico sin ver el trabajo de la semana no sería justo, pero muchos nos preguntamos porque si el equipo venia jugando tan bien, decidió sacar -y lo volvemos a repetir- a una de las piezas clave del equipo como Varela. Seguramente el DT vió algo en la semana que lo llevo a tomar esta decisión. Tampoco debe ser fácil dejar al ¨Mono¨ Soria en el banco, de gran temporada pasada desde la llegada de Vivaldo. Como tampoco debe ser fácil sacar a Estevez, un chico que crece día a día y le da mucho equilibrio al conjunto de Agronomía.

Desde este espacio creemos que equipo que gana no se toca. Menos si viene demostrando el fútbol que viene demostrando. Sabemos que Vivaldo no la tiene fácil, que Soria es un jugador que sin duda puede estar dentro del once inicial. Sera el DT, el que tenga que pensar y tomar una decisión con respecto a la formación del próximo partido contra San Carlos. Creemos que el manejo de la pelota es muy importante en el fútbol, pero sin jugadores con la capacidad de romper lineas individualmente, como en éste caso viene demostrando Varela con su velocidad, - más si se tiene en cuenta que no sobreabundan los hombres con esta capacidad en el plantel - es imposible hacer un gol. Parafraseando un poco al Diego, sin profundidad no vamos a convertir nunca, salvo que pongamos arcos en los costados de la cancha. No olvidemos que esta división es muy cerrada y los partidos se definen siempre por detalles. No es una decisión fácil, seguramente Soria se merezca un lugar en el equipo, la incógnita es quien debe salir. De seguro que el entrenador no la tiene nada fácil, pero creemos que debería darle chance a los jugadores que venían rindiendo en un excelente nivel y en todo caso, ante el bajo rendimiento de alguno de los jugadores en los próximos partidos, recién ahí, se podría llegar a pensar en alguna modificación.

En fin, el segundo tiempo se vio desvirtuado por la expulsión del hombre de Español, que pegó de más con el objetivo de no dejar jugar a Comu. Vivaldo leyó bien el partido y partió al equipo en dos. Resigno la transición de balón y decidió poner un hombre más en el área y dos extremos por afuera para llenar de centros el área de la visita que se cerraba bien y no dejaba espacios. Así, el Cartero fue arrinconando a Español y el gol era solo cuestión de tiempo. Fue así que Comu llego al empate y hasta tuvó ocasiones para quedarse con los merecidos tres puntos.

LA TRIBUNA
Comu esta volviendo a su público habitual, se ve a la hinchada mas nutrida y eso pone contento a la gente que quiere al club y que cree que la gente es tan importante como los jugadores. Se cantó la canción nueva con el ritmo de Imposible de la banda Callejeros y se respira un aire de felicidad en Agronomía, que esta entusiasmada con ser protagonista del torneo.

EL UNO X UNO

Giovini -6-

Ruquet -5-
Cattaneo -6-
Banegas -5-
Ramella -6-

Estevez -5-
Melo -7-
Soria -7-
Vatter -5-

Barrionuevo -5-

Zarate -5-

Ingresaron: Salazar, Rose y Varela.

martes, 20 de septiembre de 2016

COMO MANDA LA HISTORIA

En una particular cancha de césped sintético, Comu ganó con la historia, en un partido parejo, que si tuvo que tener un ganador, fue la visita, sobre todo por la falta de reacción del local. Los de Vivaldo volvieron a demostrar solvencia, se ubicaron escoltas del único líder, Atlanta y dejó a Excursionistas en zona de descenso.
Foto: Prensa Comu
Después de 12 años, Comunicaciones volvió al Bajo Belgrano a jugar el clásico, y como la historia impera, fue triunfo oro y negro. Por la cancha, la visita no pudo desplegar el buen fútbol que lo caracteriza. Pero le alcanzó para ganar con cierta tranquilidad. El césped sintético, sin ninguna duda, es toda una novedad en la categoría y atenta contra un buen desempeño del espectáculo y de la práctica profesional de los jugadores. En el pique, en como rueda, en cómo se asientan los jugadores. Todo cambia. Y de esta forma los de Vivaldo, que arrancaron tratando de jugar su estilo, fueron mermando el rendimiento. Sin embargo, con mucha actitud en la cancha, lograron hacerse con la victoria.

El Primer Tiempo fue parejo, mal jugado, pero con llegadas. Comu arrancó bien, intentando jugar al fútbol. Pero la cancha se lo impidió. Lo tuvo Estévez, lo tuvo Barrionuevo, no pudo empujarla Zárate. Ojo, el Verde también tuvo dos llegadas, una, muy clara que no fue gol por la pésima definición del delantero villero, otra, por una estupenda atajada de Giovini. Pero el gol llegaría pasada la media hora del partido. Todo nació con una corrida de Zárate, que se la bancó solito y consiguió un tiro libre -y se cargó una amarilla- cerca del arco donde estaban los allegados de Comunicaciones. Como no podía ser de otra forma, el encargado de patearlo sería Barrionuevo, que lo cambió por gol con esa pegada magnífica que tiene el 10. Después de ese gol, vendría lo mejor de Excursio, que inclinó la cancha y fue a buscar el empate. Sin embargo no podría concretar las situaciones, y el descanso les jugaría en contra.

Luego de un buen cierre, Excursio no pudo mantener el nivel en la segunda etapa. Con el resultado adverso, no inquietó a Giovini nunca, y Vivaldo, sin cambiar el esquema, buscó armar un equipo más equilibrado, corriendo a la derecha a Estévez con el ingreso de Soria por Varela, y luego incorporando a Rose por izquierda, que ingresó por Barrionuevo, liberando a Vatter. Comu supo manejar el partido, haciéndolo jugar en mitad de cancha y cerrándose bien atrás. Así, incluso pudo aumentar la ventaja en algunas oportunidades. No pudo Rose, que definió muy mal. Tampoco pudo Zárate, que le picó mal la pelota en el área. No la empujó nadie, cuando Estévez desbordó sólo, y la pelota cruzó todo el área chica. Llegaría recien sobre el final, de la mano de un ingresado Salazar, el gol del desahogo. En realidad, gran parte del mérito es del monito Soria, que volvió tras la lesión. El volante la agarró cerca del córner, gambeteó a dos y asistió a Salazar para que tras fallar en el primer intento fallido, convirtiera en el rebote. 

LA TRIBUNA
El día laboral no ayudó, sin embargo, poco público para un equipo recién ascendido. Menos de 500 hinchas entre todos los sectores, que colgaron 7 tirantes, un cruzado, y varias banderas de alambrado, como "Peña Zona Norte", "Villa Urquiza", "Parque Chas", "Pito Presente" y llamativamente, tres con la misma frase, "la Banda del Nevado". Aliento sostenido pese a la derrota, sobre todo contra Defensores y algunos cantos e insultos hacia el rival de turno. Despidieron con insultos al equipo, que no logra asentarse en la B Metro.

UNO POR UNO

Giovini -6-
Ruquet -5-
Banegas -6-
Cattáneo -6-
Ramella -5-
Estévez -6-
Melo -7-
Vatter -6-
Barrionuevo -7- (Rose -4-)
Varela -5- (Soria -7-)
Zárate -6- (Salazar -6-)

sábado, 10 de septiembre de 2016

EMPATE CON SABOR A POCO

foto: De Comu Soy

Por como llegaban los equipos, por lo que había demostrado Comu en los partidos anteriores, por las chances desperdiciadas, por lo poco que mostró Morón, por la localía y por la ilusión. El empate dejó sabor a poco. Nadie se fue sonriendo de Agronomía. La sensación de como no había entrado alguna de las ocasiones generadas por el conjunto de Vivaldo, invadía la vuelta a casa de la gran cantidad de gente que se acerco al Alfredo Ramos. Es cierto también, que nadie se fue preocupado. Comu volvió a demostrar un buen fútbol, sobre todo en el primer tiempo, donde fue el claro protagonista del juego. 

La primera parte del partido pareció una imagen del encuentro contra Colegiales. Varela se asociaba con Estevez. Cuando el primero trepaba con la pelota, el segundo lo acompañaba para llegar al área y darle opción de pase. Por el otro costado, Vatter también hizo lo suyo. Cuando tenía contacto con el balón, ponía la pausa para que el equipo se vaya armando en ofensiva, y cuando la pelota se jugaba por el otro sector, cortaba con diagonales para pisar el área y amontonar camisetas amarillas en zona ofensiva. El equipo recuperaba rápido la pelota, asfixiaba al rival en el centro de la cancha y salvo alguna jugada aislada, Morón no generaba peligro. El control era todo del Cartero. Las bandas siempre eran opción de juego. Varela fue, al igual que contra Colegiales, imparable. Estevez y Vatter, intentaban siempre pisar el área y eran el factor sorpresa del equipo. La deuda estuvo en la definición. No fue buena la tarde del único punta de Comunicaciones que tampoco estuvo fino en los pases. 

En el segundo tiempo se vio un Comu distinto. Le costaba agarrar la pelota y generar situaciones de gol. Morón supo sortear la presión de la mitad de cancha o Comu no pudo repetir lo mismo de la primera parte. La cuestión es que el equipo de Vivaldo perdió la pelota y poco a poco fue cediendo lugar en el terreno de juego, tal es así, que Comu terminó los últimos minutos arrinconado en su arco, aunque sin sufrir, ya que al Gallito le costaba horrores terminar las jugadas. 

Los cambios y las jugadas de pizarrón no salieron bien y Comunicaciones perdió la oportunidad de volver al triunfo, en su casa y con su gente. Sin embargo, siete de doce puntos, contra los rivales que se jugó, no es poca cosa. Lo importante para destacar es que el equipo de Agronomía sigue asumiendo los protagonismos en los partidos que les toca disputar y que está jugando realmente bien. Ahora lo importante, será ganar el clásico contra Excursionistas, y así llegar con confianza a la sexta fecha a disputarse en Agronomía contra Español. 

LA TRIBUNA

Gran marco de público en el Alfredo Ramos. La gente se acercó ilusionada a ver al equipo y disfrutar de una linda tarde de sol. Con cánticos clásicos y mucho colorido, la tribuna volvió a ser una fiesta. Los hinchas no quisieron dejar pasar la oportunidad y le recordaron a los jugadores, que la próxima fecha, contra Excursionistas, hay que ganar como sea. 

UNO X UNO

Yacaruso -6-

Ruquet -5-
Cattaneo -6-
Banegas -5-
Ramella -5-

Varela -7-
Estevez -6-
Melo -6-
Vatter -6-

Barrionuevo -6-

Zarate -4-





sábado, 3 de septiembre de 2016

5 GRITOS PARA SOÑAR

La foto del vestuario, subida por el portero Giovini a las redes.
¿Cómo se dimensiona una victoria 5 a 0 ante un equipo que recibió 8 goles en las primeras dos fechas? ¿Cómo no caer en la tentación del exitismo fácil? ¿Hay que evitar el pesimismo de relativizar el resultado por el rival? En definitiva, cinco goles, y la cantidad de situaciones que creó Comu, no ocurren todos los días. Quizás lo correcto sea disfrutar lo máximo posible el rendimiento y poner la cabeza en frío para pensar en Talleres. Este plantel ya demostró en otras oportunidades que está para grandes cosas y los refuerzos arrancaron bien. Se puede Cartero, claro que sí.

Se puede, porque se mantuvo una base importante. Es verdad, no está Ibáñez. Pero los refuerzos, pareciera que llegaron bien. Maxi Zárate hoy clavó tres pepas. ¿Lo habrá imaginado después de errar dos goles abajo del arco sin arquero en los primeros 15 minutos? Increíble pero cierto. El Cartero arrancó con todo, pero el ex Belgrano tuvo dos abajo del arco y no pudo concretar. La primera, tras un desborde de Varela, que lo dejó en frente del arco pero le erró a la pelota (¿le picó mal?) y en la segunda, otra vez Varela, que desbordó y tocó atrás para Barrionuevo, quien definió cruzado, tapó Jara y Zárate, con el arco vacío la mandó por arriba. Pero tuvo revancha, a los 16 del primer tiempo, otra vez el ex All Boys desbordó por derecha y lo dejó sólo al 9, que esta vez optó por empujarla y mandarla adentro.

Nombramos mucho a Varela, hermano de Christian, quien también viene de All Boys, porque el 7 la rompió toda, la dejó chiquita y tuvo un debut en Agronomía para enmarcar y guardar para siempre. Rapídisimo, hábil, desequilibró todo el partido. El segundo gol de Comu, también fue obra de él, que ganó en velocidad por derecha y dejó sólo a Vatter que definió al segunda palo. Después, pudo tener la suya, pero su remate cruzado se fue amplio. Comu tuvo una más, tras un desborde, esta vez de Vatter, que lo dejó sólo a Barrionuevo pero la pelota picó justo mal en un pozito y se le levantó, no pudiendo empujarla. Sí, puede parecer exagerado. Pero el equipo de Vivaldo podría haber hecho al menos 5 goles en el primer tiempo.

Foto: DE COMU SOY QUE LOCO ESTOY
Quizás, presagio de lo que ocurrió en el complemento, donde en 6 minutos se le abrió el arco y metió 3 goles, dos de Zárate, para completar el hatt-trick y una de Cattáneo, tras un córner. Lo que quedó del partido, alrededor de media hora, estuvo absolutamente de más. El local, pensando en lo que viene, bajó el acelerador, se dedicó a tocar la pelota o esparar para salir de contra, como pudo haber lastimado alguna vez más.

El análisis del partido puede pecar de optimista. Pero hay que tener los pies sobre la tierra. Colegiales recibió 8 goles en dos partidos, venía de perder 3 a 0 con Atlanta, y Comu tiene la enorme ventaja de haber mantenido una buena base. Pero la realidad es que este equipo ha tenido rendimientos muy altos muchas veces. En ocasiones, le costó mantener el nivel, pero ya conocemos el buen fútbol que puede desplegar. Estévez por el medio, posición en la que jugó cuando arrancó en Primera, rinde mucho, y Varela por afuera es pura explosión. El pibe Melo, que se come la cancha, puede ser la gran revelación del torneo. Hoy, el equipo es una máquina. 

Esperemos que se repita el nivel, falta poco para el clásico, y lo ideal, sería llegar de la mejor manera para visitar Belgrano.

Todo el pueblo Cartero le dedica este triunfo al histórico Jorge Solitario


LA TRIBUNA

Buen marco de público en el Alfredo Ramos, con casi 1000 personas entre popular y platea que se acercaron para ver el primer partido del campeonato en Agronomía. Muy buen colorido, con cinco tirantes, dos cruzados (uno amarillo y negro y el clásico de Argentina) y alambrado cubierto. Además, se vieron varios bombos nuevos, que le dieron sonido a la tarde. El aliento se dejó sentir desde temprano, con repertorio clásico, dirigido especialmente hacia Lamadrid y Excursionistas. Con los goles, la tribuna se fue convirtiendo en una fiesta, que bailó al compás de la expectativa sobre el clásico que se viene en dos semanas, "esta es la banda de los carteros, la que se c... a los villeros". Buena despedida, al grito de "Comu, mi buen amigo" y aplausos varios para Zárate y Varela, que fueron reemplazados en el complemento. En las tribunas, pudo verse al ex árbitro de primera, Luis Olivetto en la platea, y al periodista Diego Brancatteli en la popular.

UNO X UNO

GIOVINI -6-
Muy correcto lo del ex Argentinos. Claro, no tuvo demasiado trabajo. Apenas dos disparos desde afuera del área, lejanos pero potentes, que pudo resolver con facilidad, sin dar rebote. 

RUQUET -6-
Cumple como lateral, pese a ser volante central. Claro, lo suyo no es cruzar la mitad de cancha y desbordar. Pero con un Varela yendo constantemente al ataque, con lo que hace sobra. Sobrio partido, igual que contra Acassuso.

BANEGAS -6- 
El capitán, como es costumbre, partido sobrio. A diferencia de otros momentos, y pese al contexto favorable, hoy prefirio definir las jugadas rechazando sin complicarse a salir jugando. No fue inquietado demasiado por un rival que apenas atacó y demostró muy poco de mitad de cancha para adelante.

CATTÁNEO -7-
Al igual que Banegas, con poco trabajo atrás, pero pudo abrirse un lugar en el marcador tras ganar de cabeza en el área rival luego de un córner.

RAMELLA -6-
Pasó poco al ataque, lo cual no es su especialidad. Sin embargo, con la cantidad de jugadores  en ofensiva que tiene el Cartero, no se lo extraña en el ataque. Partido correcto del ex Desamparados.

MELO -8-
Enorme partido del pibe surgido de las inferiores del Club. Ya venía demostrando buenas actuaciones desde el torneo pasado y tuvo un buen debut en Maschwitz. Pero hoy fue el dueño de la mitad de cancha. Buen físico y despliegue, le aporta equilibrio a un mediocampo muy ofensivo.

ESTÉVEZ -8-
En el medio, hace jugar al equipo y llega mucho al área. Pareciera que por el medio puede llegar a tener un nivel incluso mejor que el que demostró jugando como volante por derecha. En el medio, dos pibes de las inferiores que se comen la cancha y llenan de orgullo al pueblo Cartero.

VATTER -7-
Otro volane surgido de Comu, aunque claro, más experimetado. Convirtió el segundo gol con una linda definición y en el segundo tiempo comandó algunas de las contras. Sin embargo, quizás fue demasiado intermitente. Asistió bárbaro a Barrionuevo, que no pudo convertir.

BARRIONUEVO -7-
Buen partido del enganche, haciendo jugar y distribuyendo para los costados. Complicó mucho a Cole con pelotas cruzadas a espaldas del 4 de Cole, dejando siempre en posición de atacar a Varela. Buena sociedad de dos jugadores que pueden dar mucho. Pudo tener su gol, pero la cancha le jugó una mala pasada.

VARELA -10-
Es muy difícil decidir elegir como figura a un jugador cuando en la cancha hubo otro que convirtió 3 goles. Sabemos que es polémico. Pero lo de Varela hoy fue impecable, y queremos remarcarlo. Participó en casi todos los goles, generó otras situaciones de gol que no se concretaron y fue un problema para la defensa rival hasta que salió. Se comió la cancha, con una velocidad de otra categoría, mucha habilidad e inteligencia para cerrar las jugadas. Esperemos que mantenga, aunque sea una parte, del nivel demostrado hoy, porque tiene mucho para dar.

ZÁRATE -10-
Partido redondo para el cordobés que convirtió un hattrick luego de arrancar mal, errando dos goles. Se rectificó, ¡y de qué forma! Tres goles y un penal en dos partidos. Arranque nada mal para el delantero que viene de Flandria. 

Ingresaron: Salazar, Bianchi y Asprea (5).




martes, 30 de agosto de 2016

DEBUT Y GOL EN PRIMERA PARA IBÁÑEZ


Nicolás Ibáñez, ex Comunicaciones, debutó este fin de semana en Primera División, con la camiseta de Gimnasia y Esgrima de La Plata en el Bosque, y logró convertir su primer tanto en el Lobo ante Vélez Sarsfield. Recordemos que Nico debutó profesionalmente con el Cartero en 2015, luego de hacer todas las inferiores en Lanús, club que lo dejó libre cuando llegó a Reserva. Ahora, el goleador tiene revancha en la principal liga de nuestro país luego de un muy buen paso por el conjunto de Agronomía.  

"Pedazo de definición de Ibáñez. El cartero llama dos veces. ¿No venía de Comunicaciones? Segundo de Gimnasia señores, Gimnasia le gana a Vélez, que gran definición de Ibáñez"

El joven jugador santafesino, que cumplió 22 años hace una semana, podría haberse ido sin dejarle nada al club. Sin embargo, en un gesto a reconocer, renovó contrato hasta 2018 con el Cartero y se fue al conjunto platense a préstamo por un año, con opción de compra. Además, Comunicaciones se quedará con el 20% del pase para futuras ventas. Negocio redondo que le permite a Nico poder progresar deportivamente, a Gimnasia contar con sus servicios y al conjunto de Agronomía percibir alguna suma importante en un futuro.

CON EL PIE DERECHO

Comu no jugó bien, pero en un partido ajustado, ganó por la mínima en un resultado que con poco, fue lo más justo. Buen arranque ante rival difícil. 


Hay una premisa que dice que en el fútbol, ganar 3 a 0, o 1 a 0, vale tres puntos igual. Podemos decir, que ganar medio a cero, vale lo mismo. ¿Cómo es eso? En un partido casi sin llegadas, el premio fue para el Cartero porque fue el que más peso ofensivo demostró, pero se lo llevó por un penal sobre la hora, cuando todo parecía que conducía a un horrible y olvidable 0 a 0. No fue la actuación esperada por las expectativas que genera un equipo que la temporada pasada jugó muy buen fútbol, pero teniendo en cuenta que recién comenzaba el torneo, con los jugadores todavía con poco rodaje, las condiciones de la cancha, y que el equipo de Vivaldo tuvo que sobreponerse a la pérdida de probablemente su figura, Nicolás Ibáñez, el resultado fue óptimo. 

Todo hacía peligrar el comienzo del encuentro. Una cancha que no suele estar en buenas condiciones y una tormenta de Santa Rosa que azotó Buenos Aires desde la madrugada y sin parar durante todo el día. Sin embargo, el Estadio del Deportivo Armenio sorprendió, se la bancó muy bien y estaba apto para jugar al fútbol. Mejor que algunos estadios de Primera División, sin ir más lejos, el de Racing Club, donde la pelota -en el partido que enfrentó al local contra Talleres de Córdoba- no rodaba. Pero claro está que de todas formas las condiciones no eran las ideales. Sin dudas, esto afectó al desenvolvimiento de un equipo que paró muchos jugadores de buen trato del balón de mitad de cancha para adelante: Estévez, Vatter, Barrionuevo, Varela, Zárate. 

Pero pese a eso, Comu motró cosas interesantes. Para empezar, Barrionuevo, volvió a desplegar su magia: linda pisada para dejar un rival en el camino y un tiro libre que pego en el palo. El 10 demostró toda su calidad pero a pinceladas, en un campo de juego que por sus condiciones personales y su edad, le jugaron una mala pasada. Eso lo sintió la visita, porque le quitó volúmen de juego. Sin embargo, para destacar, podemos nombrar la actuación de Varela, que promete mucho por el costado derecho, aportándole explosión y velocidad a un equipo quizás de más posesión. También cumplió en su debut Zárate, demostrando condiciones futbolísticas. Pero los 9 tienen que meterla, y esperemos que además de su técnica, contribuya con goles. El arranque, por lo menos, fue auspicioso. 

Acassuso hizo poco. Y para colmo, se quedó con uno menos tras la expulsión por doble amarilla de Friedrich, en apenas 30 minutos. Quizás la paradoja fue que lo mejor del local se vio justamente luego de la roja, momento en que hasta el final del Primer Tiempo arrinconó a la visita, aunque, por suerte, sin incomodar a Giovini de forma directa en ningún momento. Las más claras, las tuvo Comu. Pero tampoco fueron muchas. Sólo 2 para destacar. La primera, un tiro libre de Barrionuevo en el Primer Tiempo que, como dijimos, dio en el palo. La segunda, ya en el complemento, le queda al ingresado Asprea la pelota pero sin embargo define mansamente. El 1 quemero, que se había estirado hacia el otro palo, logró atajarla con los pies.

Cuando todo parecía que terminaba 0 a 0, el Cartero pisó el área con fuerza, y Zárate tomó el balón cerca del área chica, para ser derribado en un claro penal. Estévez se tuvo fe, y le sacó la pelota al capitán e histórico Lucas Banegas, para cambiar la pena máxima por gol para los de Agronomía.

Grito y desahogo. Debut prometedor en una temporada en la que habrá que seguir mirando los promedios. Pero confiamos en los refuerzos y en la capacidad del DT. Que la temporada termine como arrancamos, a puro triunfos, y encontremos al Cartero en lo más alto posible.







sábado, 26 de marzo de 2016

LA CAMISETA DE COMU GANAR O MORIR

Por: Santiago Otero

Comunicaciones 0-1 Fénix

''La camiseta de comu ganar o morir...'' fue lo ultimo que se escucho esta tarde en el Alfredo Ramos y es que no solo se jugo muy mal al fútbol, sino que también, fue desesperante ver la falta de reacción de los jugadores dirigidos por Eduardo Pizzo. Hace 6 partidos Comunicaciones no convierte un gol y era algo fácil de prever al comienzo de la temporada con el armado del plantel. Uno nunca termina de saber si es falta de presupuesto o falta de ideas. Se armo un plantel con todos delanteros que ninguno tiene como función natural ser centro-delantero, exceptuando a Pablo de Hoyos, la reciente incorporación del Cartero, jugador que hasta ahora demostró muy poco y que hoy fue uno de los peores jugadores de la cancha. No todo fue culpa suya, es cierto que la pelota no le llegaba, pero no es menos cierto que cuando le llegaba o le anticipaban siempre los rivales o no podía entregarle la pelota a un compañero y ni hablar de la poca imaginación para crearse los espacios para generar peligro -quizás la virtud mas importante de un centro delantero-. Al plantel le restan Ibañez, Boaglio y Martinez como atacantes. El primero, si bien cerro la temporada pasada con un buen score a favor, sabemos que por sus características no esta dentro de su esencia, estar entre medio de los centrales y tampoco se le puede adjudicar la responsabilidad de ser el goleador del equipo. Su mejor versión se ve por los costados, tirando diagonales hacia el centro y desequilibrando con su velocidad. El segundo, otra de las nuevas caras de Comunicaciones ya demostró que no va a pisar el área ni para patear un penal, que su lugar en la cancha esta bien pegado a la linea para intentar desbordar con su potencia para concretar con un centro. Hoy solo choco con los rivales. Por ultimo, tenemos a Martinez, un jugador que desde que llego a Comunicaciones fue clave, pero no por sus goles, sino por su inteligencia a la hora de jugar y de su fácil asociación con sus compañeros. Es decir, podemos concluir que este plantel no tiene un referente de área definido que pueda ser goleador, por lo que hacer un gol va ser algo muy complicado.

Hoy el centro de las criticas vuelve a ser Pizzo. ¿Pero cuanta responsabilidad tiene Eduardo en esta mala racha de Comunicaciones?. Son varios los errores que se pueden enumerar del ya conocido Director Técnico del equipo de Agronomía, no solo en el día de hoy, sino en lo que viene siendo esta nueva temporada del Cartero en la B Metro. Vamos a ser cronológicamente ordenados y empezar desde el comienzo. Se lo puede criticar por el mal armado del plantel y por la falta de acierto a la hora de elegir las incorporaciones. Pero también hay que ser objetivo y sincero con uno mismo y preguntarse: ¿cuantos somos los que pensábamos que Martinez iba a estar tan bajo o que a Ibañez se le iba a cerrar al arco?. ¿Cuantos pensábamos que Barrionuevo no iba a ser el fenómeno de la temporada pasada?. ¿Quien se podía imaginar el gol que regala Giovini hoy en Agronomía?. Analizar con el diario del lunes es fácil e injusto. Ahora bien, no es menos cierto que Comunicaciones necesitaba fundamentalmente reforzar la zona ofensiva y se trajeron jugadores que hasta ahora no demostraron estar a la altura de la circunstancias y que no contagian muchas esperanzas. Eso no parece ser culpa mas que del que elige los jugadores, es decir, del técnico. Aunque la excusa mas sencilla podría ser la chequera ajustada con la que cuenta el Cartero. 

Otra de las cuestiones que se vienen viendo desde la tribuna es la poca reacción de Pizzo para hacer cambios. Esto se lo podría atribuir a su poca imaginación para resolver los partidos pero también podría ser causa de las pocas variantes que tiene Comunicaciones en el banco de suplentes. Eso si, los jugadores los eligió el. 

No hay que olvidarse que cuando se gano la primera fecha 2 a 0 al equipo de Villa Crespo, desplegando un gran fútbol, ante un equipo complicado de la División, todos nos fuimos de la cancha con la esperanza de que este año íbamos a ser protagonistas. Y esta impresión no se fue con la derrota 2 a 1 en Suárez, una cancha muy complicada, donde Comunicaciones debió haberse llevado los 3 puntos por la cantidad de jugadas que creo. Tampoco se fue cuando desde la platea de Platense no podían creer el baile que le estábamos pegando en el primer tiempo. Comunicaciones tuvo muchos tramos de muy buen fútbol en lo que va del torneo, pero la ausencia de alguien que la meta, fue fundamental para no poder sumar de a tres. El error de Pizzo es cuando empieza a desesperarse y cuando no se le empiezan a dar resultados. Ahí se ve su peor versión. Mueve fichas, cambia esquemas, desarma equipos que venían jugando bien, solo porque no se les da el resultado. Y esto da pie para analizar el partido de hoy.

El planteo contra Fénix, fue un manotazo de ahogado. Fue un intento de cambiar de rumbo bruscamente sin un horizonte fijo. A priori, parecía un equipo que entusiasmaba. Con un esquema similar al del Barcelona. Con tres volantes, uno de marca pero que tiene buen pie -Paez-; otro netamente de creación - Barrionuevo - y uno que le aportaba equilibrio al medio campo: el chico Estevez, un jugador que tiene mas virtudes ofensivas pero que también aporta en labores defensivas. A esto se le sumaban tres puntas bien definidas. Boaglio e Ibañez por los costados y de Hoyos moviéndose entre los centrales. Lo primero que se le viene a uno a la cabeza es porque el equipo no funciono como se imaginaba que podía funcionar. Probablemente porque tanto Estevez como Barrionuevo no son jugadores dinámicos, que desequilibren en velocidad o rompan lineas con su habilidad, son mas bien jugadores de toque. Básicamente fue eso lo que se vio en el medio campo de Comunicaciones, estaticidad, poca sorpresa y mucha falta de fútbol. El equipo se rindió fácil -o quizás fue la intención del DT- y empezó a jugar pelotazos o cambios de frente cruzados de los laterales a los puntas del equipo de Agronomía. Ahí es donde vimos la peor versión de Comu. No solo que se había formado una alineación para tener el control de balón e intentar jugar al fútbol, cosa que termino siendo una quimera, sino que la poca precisión de los balones largos y la aun peor predisposición de los delanteros para hacerse con la pelota demostró la impotencia de Comunicaciones para generar peligro en el arco rival. 

El error de Pizzo estuvo en salir bruscamente con esta idea que necesita de mucho entrenamiento al campo de juego y de no interpretar que para jugar con un esquema así, se necesita un hombre que desequilibre y pueda romper lineas trasladando un poco mas el balón, tarea que hubiese cumplido mucho mejor Vatter que Barrionuevo. Ahora, la pregunta seria, ¿Vatter esta en nivel para cumplir ese rol, merece ser titular?.

A una sola conclusión certera se puede llegar de todo este esbozo periodístico y es que hay mas dudas que respuestas. Si bien pareciera cumplirse una vez mas el ciclo de Pizzo como técnico de Comu por no encontrar respuestas y por su impotencia al frente del equipo de Agronomía, son varias las preguntas que se nos vienen a la cabeza: ¿ Si se va Pizzo, quien lo va a reemplazar ?. ¿ Barrella?. ¿Quien mejor para revivir a este equipo que el propio Eduardo que fue quien lo armo y confió en sus dirigidos?. Siempre que venga algo mejor, bienvenido. Sino, habrá que tenerle paciencia a Pizzo, que siempre encuentra un As sobre la manga. Esperamos con mucho deseo, que no se le hayan acabado las cartas. 


martes, 15 de marzo de 2016

TOCAR FONDO, PARA SALIR A FLOTE

Comunicaciones recurre a menudo a una mística casi cíclica, en la que repite errores del pasado. Pero seamos optimistas: también suele repetirse esa mística resucitadora, en la que en los peores momentos, da la sorpresa, y sale a flote. Necesitamos de esta mística ahora.

El Cartero repite la historia de la temporada pasada: arrancó jugando buen fútbol, levantando las esperanzas del pueblo de Agronomía, pero las buenas intenciones se toparon con la cruda realidad de la falta de gol. Al no concretar lo que se insinúa, el equipo cae en una meseta que con el correr de los partidos termina sumiendo en la apatía total a jugadores que no consiguen resultados y pierden la confianza. Esto pasó el torneo pasado, lo que terminó llevando a Comu a una muy mala temporada, y que hoy se repite. Pero las urgencias son otras. No podemos darnos el lujo de repetir los errores del pasado porque este 2016 el promedio acecha, y peligrosamente. El próximo partido, ante Español, será una prueba de oro. Pero hasta el momento, el equipo de Pizzo se encuentra a sólo 2 puntos de Armenio, último en la tabla.

Eduardo Pizzo dispuso un cambio de esquema para enfrentar a San Telmo, intentando, sin modificar demasiado, comenzar a dar algún manotazo de timón para enderezar el rumbo. Sacó a Barrionuevo, que venía bajo, y metió un doble cinco con Páez y el monito Soria. El esquema aburrió a todos. Quizás, la intención de Pizzo haya sido buscar aunque sea sumar un punto, para empezar, de a poco, a remontar luego de los malos resultados. La realidad es que pareció que Comu jugó al 0 a 0. Con un Vatter poco incisivo, y un Estévez casi ausente, lo mejor del local se vio recién en el segundo tiempo. En la primer etapa hubo solo una insinuación de San Telmo, con poca peligrosidad.

Sobre el final del partido, llegaron las primeras situaciones importantes. Ibañez se tiró de 8, y arriba De Hoyos y Martínez, más Barrionuevo de enganche, comenzaron a inclinar la balanza. Nicolás desbordó por derecha y tiró un centro, que le quedo a Barrionuevo en el borde del área: su remate dio en el poste. Comu pudo ganarlo, pero la mala suerte, esta vez, le dijo que no.

Alarma que después de un buen arranque, con falta de gol y por ende de resultados, repercuta en este presente pálido. Pero si para sumar hay que dejar de lucir, bienvenido sea.

Que sea de a 3 puntos, el próximo sábado, en un duelo clave ante Español.. Hay poco margen. Pero sobra mística para resucitar. Como siempre, como marca la historia.

Comu se agiganta en las dificiles.

miércoles, 17 de febrero de 2016

MALA SUERTE


Foto: Decomusoyquelocoestoy.blogspot.com

Por Santiago Otero

Comunicaciones hacía su visita al Estadio ''20 de Octubre'' para enfrentar a Tristán Suárez. La realidad de ambos equipos era muy distinta. Comunicaciones había logrado imponerse por 2 a 0 -con mucha contundencia en el juego- sobre su rival Atlanta, en la primera fecha de la B metropolitana, mientras que el ''Lechero'' había caído por 1 a 0 en su visita a Jauregui.

El buen juego que había demostrado el ''Cartero'' en Agronomía, llenaba de ilusión a sus hinchas que soñaban por seguir en la senda victoriosa, jugando un fútbol sólido y sin fisuras como se había demostrado contra los ''Bohemios'' en el estadio ''Alfredo Ramos''. Lo primero no se pudo conseguir, en gran parte por culpa de la ''suerte''. No es que nos hayamos convertido en religiosos de mitos populares, sino que entendemos que en esta categoría, muchas veces, los partidos se resuelven con situaciones muy azarosas. Ahora bien, también creemos que a la suerte hay que ayudarla y dos de las explicaciones de porque el   Cartero no se pudo llevar los 3 puntos de Suarez radican en: la mala definición y una distracción en el fondo -con mérito del rival-, que terminó en el primer gol de Tristán Suárez. El lector se preguntará porque citamos a la suerte en todo esto y es que un buen futbolero, sabe muy bien, que una mala definición puede ser gol y una buena, puede pegar en el palo. Esa diferencia es lo que consideramos suerte y es lo que no tuvo el Cartero en el estadio ''20 de Octubre''. Grandes intervenciones del arquero de nuestro rival, el ya conocido y ex Chacarita: Nicolás Tauber permitieron que el local se quede con la victoria.

La otra razón de porque Comunicaciones no pudo ganar -aún, siendo superior a su rival en casi todo el encuentro, sobre todo desde el ingreso de Mauro Boaglio, que aportó una gran explosión por la banda derecha- fue la jerarquía del equipo Local. Tres hombres fueron vitales para la conquista de los 3 puntos: Facundo Diz, Claudio Galeano y Gastón Beraldi. Los que estuvimos en la cancha, pudimos notar, como el fútbol del ''Lechero'', se concentraba en tirar pelotazos al centro delantero, Facundo Diz, para que este, con su gran altura y categoría, peinara la pelota entre los centrales de ''Comu'', para que aparezca un compañero suyo y se lleve la pelota. Se puede ver claramente, como el primer gol de Suarez fue con este modus operandi. Fue un error del ''Cartero'' -o falta de jerarquía- no poder neutralizar este aspecto del juego de su rival. Otra tónica en el equipo local, fueron los pelotazos cruzados al volante por la derecha, Claudio Galeano, quien con su dinámica, explosión y buena puntería para colocar los centros, complico a la defensa del equipo dirigido por Eduardo Pizzo. Por ultimo, Gaston Beraldi, con sus pinceladas de buen fútbol, aportó armonía al equipo local y con su extraordinaria habilidad y desequilibrio individual, logró el penal que Facundo Diz, iba a terminar convirtiendo en gol.

Ya nos concentramos en el equipo local y sus virtudes. Ahora hay que focalizar en porque, si decimos, que Comunicaciones fue superior, no pudimos quedarnos con los 3 puntos. Como ya lo explicamos antes, se debió a la mala definición, aunque está, en otro partido, podría haber sido gol tranquilamente, por eso también hablamos de suerte -aunque a más de un escéptico les debe molestar, pero en el fútbol, aveces no se encuentra otra explicación-. La más notable fue una doble tapada de Nicolás Tauber a Nicolás Ibañez, cuando ya todos estábamos gritando el gol. Otra falencia del equipo de ''Agronomía'' fue no saber o no poder, neutralizar a Facundo Diz, quien tuvo una tarde extraordinaria. Se pueden seguir enumerando errores y/o bajos niveles de fútbol en algunos jugadores claves del ''Cartero'', como fue el caso de Federico Barrionuevo, que salvo en 1 o 2 ocasiones, estuvo muy impreciso y le costo ser el conductor del equipo, como lo es habitualmente. Ibañez no estuvo fino en la definición -aunque también hay que decirlo, fue el atacante más peligroso para el Local- y Cattaneo se vio superado muchas veces por la corpulencia de sus rivales. Fueron, quizás, estos 3 jugadores claves para Comunicaciones, los de menor rendimiento. Lo último para destacar, fue el ingreso de Mauro Boaglio, quien despertó al ''Cartero'' y con una gran corrida por la derecha que resolvió con un centro bien colocado para Ibañez, quien remató al arco y encontró la mano de un contrario, obteniendo así, un penal a favor para ''Comu'', que luego el ''Negro'' lo iba a convertir en gol, para el descuento de los dirigidos por Eduardo Pizzo.

EL EQUIPO

GIOVINI -6-
ALMANDOZ -5-
CATTANEO -4-
BANEGAS -7-
RAMELLA -6-
ESTEVEZ -5-
PAEZ -5-
VATTER -5-
BARRIONUEVO -4-
IBAÑEZ -5-
DE HOYOS -4-

Suplentes: Boaglio -6-, Pintos -NC-, Soria -NC-

Estadio: 20 de Octubre
Campo de juego: Bueno
Juez: Gastón Meineri - Bien -
Público: 700 personas